Karol Espinoza.2 septiembre

Los cánticos racistas de la afición manuda contra el portero cartaginés Darryl Parker provocaron que Alajuelense sea el primer equipo sancionado por este tipo de actos en el actual torneo.

Parker recibió insultos racistas por parte de la afición manuda. Rafael Pacheco
Parker recibió insultos racistas por parte de la afición manuda. Rafael Pacheco

Los manudos deberán pagar medio millón de colones por los hechos que se dieron el domingo en el triunfo manudo 4-0 ante los brumosos en el estadio “Fello” Meza.

“De conformidad con el informe del árbitro y el comisario, se dieron insultos racistas en contra del portero Darryl Paker, del equipo brumoso, por parte de aficionados identificados como seguidores del club manudo, por lo que se le impuso una multa de ¢500 mil a la Liga Deportiva Alajuelense, según lo indica el artículo 47 inciso c, debido a que los seguidores incurrieron en actos de racismo durante el transcurso del encuentro”, dicta el comunicado del Comité Disciplinario.

Durante el juego, el central Henry Bejarano aplicó el protocolo y pidió que se pidiera por los parlantes del estadio que pararan los insultos.

Hace una semana fue el jugador limonense Jossimar Pemberton quien acusó a Wálter Centeno, técnico morado, por supuestamente haberle dicho “negro, sos remalo”, lo que llevó a una investigación; sin embargo, al no existir testigos que probaran eso, no hubo sanción para el tibaseño.

Luego Paté aseguró que le había dicho “nene” a Pemberton y no “negro”.