Deportes

Alajuelense pagó caro su falta de efectividad ante un Sporting que le pellizcó un puntico

Leonas igualaron a 2-2 con Sporting en mejenga brava

El Morera Soto fue testigo este domingo de un duelo de goleadoras de esas bravas; al doblete de Mia Corbin, de Alajuelense, Sporting lo igualó con otro de Cristín Granados para empatar 2-2.

En la Catedral se enfrentaban el primer y segundo lugar del torneo, o sea, la mejenga prometía y al final no decepcionó.

Las josefinas se están convirtiendo en la piedra en el zapato de las bicampeonas e invictas, pues en la primera vuelta las complicaron en paleta con un reñido 2-1 a favor de las rojinegras.

Incluso, Sporting derrotó en enero a Alajuelense en el torneo de copa. Las erizas, en ese entonces, se presentaron con un equipo alternativo y lo pagaron muy caro.

Volvieron al juego de este domingo, al inicio parecía que las Leonas podían llevarse el compromiso fácilmente, pues en la primera media hora de mejenga la Liga se cansó de botar goles.

Durante ese chaparrón solo cayó el primer gol de Corbin, luego de un centro desde la derecha de Gabriela Guillén que la atacante gringa manuda definió de cabeza.

Para las alajuelenses era una sensación de alivio por tanto que habían perdonado, tanto así que a los 25 minutos, Edgar Rodríguez, técnico de Sporting, hasta hizo un cambio porque no le gustaba para nada lo que veía. A su equipo le estaban pasando por encima.

La variante en la media ayudó y las josefinas comenzaron a acercarse al marco de Noelia Bermúdez.

Empate

Empezando el segundo tiempo cayó el empate cuando Cristín vacunó en un jugadón colectivo.

La goleadora la recuperó en su área, se la puso a Julieth Navarro, esta la abrió a Emily Valenciano por la banda izquierda, quien la sirvió al centro adonde estaba Granados, pegó un remate colocado a la esquina que se comió a Bermúdez que apenas pudo desviarla al palo. En el rebote Cristín la mandó a guardar para el 1-1.

El empate fue un golpe fuerte para las leonas, porque inmediatamente recordaron todo lo que perdonaron en el primer tiempo y porque ahora tenían un rival con otra intención y manejo, un partido diferente. Ya complicaba.

Cuando en Alajuelense se unen las que saben, las Leonas se vuelven un rival letal y un zarpazo es suficiente a veces para liquidar, como sucedió en el segundo pepino rojinegro.

Shirley Cruz, la capitana y gran líder manuda se inventó una genialidad, la robó en la media, dio un giro sobre la pecosa para quitarse dos marcas y dejársela a Mía, quien de zurda y en el área definió al primer palo con un tiro cruzado al 59.

Las 1.500 personas que fueron a ver a las bicampeonas respiraban un poco aliviadas, pero el gusto no duró mucho, pues al 68 Cristín volvió a empatar la mejenga con un tiro al primer palo luego de un centro de Katherine Arroyo desde la derecha.

Al 92, Corbin se perdió el triplete al pegar un remate en el puro ángulo del marco de Sporting.

Así se fue el asunto, igualado, en un partido con un segundo tiempo parejo y peleado que le recuerda a las manudas que tanta compasión a las rivales puede salirles muy caro a la larga.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.