Sergio Alvarado.24 febrero
Andrea Vargas se siente puras tejas previo a arrancar competencias este año. Fotos: Mayela López
Andrea Vargas se siente puras tejas previo a arrancar competencias este año. Fotos: Mayela López

El calendario de la atleta costarricense Andrea Vargas podría sumar una importante fecha antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que de paso le servirá para llegar puras tejas a Asia.

La Liga Diamante, evento anual que convoca a lo mejor del atletismo mundial, le abriría la puerta a la costarricense para que compita en mayo ante muchas de las rivales que se topará en suelo japonés.

Fue este lunes, en una conferencia de prensa, donde dio a conocer las fechas y lugares en los que competiría: el 24 de mayo en Estocolmo, Suecia, y el 28 de ese mismo mes en Roma, Italia.

No damos por un hecho su participación porque la atleta aseguró que no está 100% segura de que asistirá a esas pruebas, pero es una posibilidad bastante importante, solamente deben confirmarle la invitación.

“Las fechas en Liga Diamante no están fijas porque depende de la disponibilidad de carriles, pero espero que sí se puedan hacer. El tema de las vallas varía mucho, a veces se puede tener más rendimiento en Liga Diamante que en los Juegos Olímpicos, en los 100 metros con vallas siempre es un rendimiento muy fuerte”, explicó la puriscaleña.

“El nivel de la Liga Diamante puede ser más alto que el de una Olimpiada”, Andrea Vargas, atleta.

Vargas detalló que las mejores atletas del mundo siempre buscan estar en esos torneos por lo que representa, más en un año olímpico, donde todos buscan mejorar su nivel.

“Son de las competencias más importantes que trataré de hacer, lo tengo planeado en mi calendario, aunque repito que no está fijo. Todas las fechas de Liga Diamante se realizarán en Europa”, comentó.

Hace unos meses el plan de la campeona panamericana no incluía la Liga Diamante porque quería hacer su preparación en América, pero todo cambió en las últimas semanas.

“Me cambiaron las fechas de las competencias que tengo que hacer de manera obligatoria, entonces todo dio un giro, debí reacomodar todo en el calendario. Entonces me quedó el World Challenge, que es al que quería ir como prioridad, y las Ligas Diamante, se tomó la decisión de ir a unas en Europa y la mejor es la Liga, por eso se cambió en ese aspecto", dijo.

La intención de Andrea es, de acá a la Olimpiada, tener al menos una competencia por mes, a excepción de mayo en que tendrá tres fechas y en julio cuando se enfocará solo en entrenar en Oregon, Estados Unidos, donde vive junto a su esposo e hija.

Del 25 al 28 de marzo competirá en el evento Texas Relay, en Estados Unidos, y el 2 y 3 de mayo estará en el campeonato nacional de atletismo en San José, última prueba en Tiquicia antes de Tokio 2020.