Bryan Castillo.24 marzo
Andrea (derecha) espera que esta pandemia se controloe lo antes posible. Foto: Getty Images.
Andrea (derecha) espera que esta pandemia se controloe lo antes posible. Foto: Getty Images.

La atleta costarricense Andrea Vargas, especialista en la prueba de los 100 metros con vallas, mostró su solidaridad con el planeta tras el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio a los que ella está clasificada, que debían realizarse este año y que por la emergencia del coronavirus, se pasaron para el 2021.

La nacional confesó que este no es un momento para organizar actividades deportivas, sino que es tiempo para que cada persona se cuide para evitar que esta pandemia sea haga más grande.

“Seamos fuertes y persistentes, sigamos unidos y mantengámonos en casa. Espero volver más fuerte como todos ustedes, espero verlos reír y celebrar juntos”, detalló.

Andrea aseguró que la mejor decisión que tomó el Comité Olímpico Internacional fue posponer las justas olímpicas, pues aunque hay muchos intereses de por medio, ellos también pueden ser contagiados.

“El mayor orgullo de cualquier atleta del planeta es ver la bandera de su país en un pabellón olímpico. Precisamente ese sentimiento de representar a una nación es indescriptible, es una adrenalina que hace bombear más rápido al corazón y a la vez te pone todos los sentimientos de amor por tu patria a flor de piel”, mencionó.

“Son esos sentimientos los que jamás me permitirán estar en unas justas deportivas cuando al mismo tiempo mi país y el mundo entero está luchando contra una pandemia como la del coronavirus”, continuó.

La medallista de oro en los juegos Panamericanos de Lima del año pasado, también agradeció a los cuerpos de emergencia nacionales y del mundo que han hecho todo lo posible para detener el avance de este virus.

Por otra parte, su hermana Noelia Vargas, quien también está clasificada a las olimpiadas en la competencia de marcha, manifestó que seguirá preparándose y para eso improvisó un espacio en su casa para entrenarse.