Diario AS, España.12 agosto

La pretemporada de la NFL suele ser anecdótica en lo que se refiere a resultados. Las estrellas apenas juegan unos minutos, dejando el protagonismo a los que verdaderamente se juegan algo, ese es el caso de Damon Sheehy-Guiseppi, de los Cleveland Browns.

Sheehy-Giuseppi jugó en la universidad de Phoenix College hasta el 2016, pero debido a la no renovación de su beca, no tuvo chance de ir al draft, pero él nunca perdió la fe de jugar en la NFL. Eso sí, durante todo esos años gastó casi toda la platilla que tenía y solo dejó un poquito para una emergencia.

Sabia decisión, ya que en abril pasado se enteró de que los Cleveland Browns realizarían en Miami una prueba para reclutar talentos. En ese momento gastó los últimos 200 dólares que tenía para asistir a la cita. Esto lo obligó a dormir en la calle, ya que no tenía chochosca para pagar un hotel.

Damon Sheehy-Guiseppi, después de dormir en la calle, ahora brilla en la NFL. AFP.
Damon Sheehy-Guiseppi, después de dormir en la calle, ahora brilla en la NFL. AFP.

Además, antes de la prueba Sheehy-Giuseppi inventó que conocía a Alonzo Highsmith, uno de los ejecutivos de los Browns. Una vez que logró hablar con Highsmith, le convenció para entrenarse y la verdad no decepcionó.

El pasado jueves, los Cleveland Browns en su primer partido de pretemporada frente a los Washington Redskins, vieron como Sheehy-Giuseppi perdía sus únicas zapatillas para jugar. Ante este infortunio, apareció su nuevo compañero, la estrella Odell Beckham Jr., que no iba a jugar el partido y le prestó las suyas.

Los Browns de Cleveland, divisa donde milita Damon Sheehy-Guiseppi, quien después de dormir en la calle, tiene como locos a los seguidores de ese equipo en la NFL. Foto USA TODAY.
Los Browns de Cleveland, divisa donde milita Damon Sheehy-Guiseppi, quien después de dormir en la calle, tiene como locos a los seguidores de ese equipo en la NFL. Foto USA TODAY.

Sheehy-Giuseppi salió a jugar y lo hizo fenomenal al realizar una jugada histórica. Restaban tres minutos, y cuando recibió un despeje con la patada de los Redskins, se echó a correr, superando a todos sus rivales, y anotó un touchdown.