Deportes

Cachorros le devolvieron la sonrisa al León

Manudos derrotaron 2-0 a Jicaral

De la mano de sus cachorros, los de verdad, los que no habían tenido casi ni chance de jugar, Alajuelense recuperó la sonrisa al derrotar 2-0 a Jicaral.

Los días “libres” ayudaron al León a sanear un toque las heridas que le dejó el clásico, al menos a nivel interno, porque por más rato que pasó de un partido a otro, su afición sigue dolida y así seguirá hasta que llegue el título de nuevo.

Anoche le tocaba demostrar “al CAR”, porque la Liga no contaba con tres seleccionados (Leo Moreira, Fernán Faerron y Bryan Ruiz) ni con tres titulares que están lesionados: Barlon Sequeira, Alonso Martínez y Johan Venegas.

Pero los chamacos que Agustín Lleida menciona repetidamente en conferencias de prensa respondieron hasta con goles.

Los manudos encontraron un poco de claridad en un pequeñito diez que sigue sacando aplausos, como lo es Aarón Suárez.

Otra cara joven que mostró cosas buenas fue Jossimar Alcocer, quien jugó en la posición de Martínez. El muchacho, que había entrado de cambio en algunas mejengas pasadas, le tocó ser titular esta vez y no desentonó.

En banca estaban tres chamacos que nunca habían sido convocados al primer equipo: Doryan Rodríguez, el encargado de llevarle la tranquilidad a la Liga más adelante, Fred Cedeño y Dilan Moraga.

A ellos hay que sumarle a Santiago Van Der Putten, que hace rato está en el primer equipo, pero no lo ponen.

Jicaral es un equipo rocoso, de esos mañosos y hasta un poco marrullero, de los que no lo piensan dos veces si tienen que meterle una patadita a un chamaco para bajarle los ánimos, pero los cachorros no arrugaron.

Las ganas de demostrar de los más jóvenes hasta contagiaron a un Marcel Hernández, que tiene rato desaparecido y que no se le podría reclamar por falta esfuerzo en el juego de anoche porque hasta salvó la tanda sacando un remate de la línea a Kevin Fajardo a los 19 minutos.

Al fin

A los 41 minutos se abrió el marcador con una gran definición del pequeño diez, de Aarón, quien aprovechó un servicio desde la banda derecha de Ian Smith.

El volante, dentro del área, metió un zurdazo, con toda tranquilidad, pegado al primer palo del marco de Alejandro Gómez.

Cuando el partido volvió del descanso, al segundo tiempo, el Chavo se jaló un tortón en el marco jicaraleño que por poco termina en gol, pero aunque él mismo logró solventar el error, tuvo que salir de cambio porque se lesionó en la inocente jugada.

Esteban Cano le hizo un pase hacia atrás al portero, que intentó despejar, pero pifió la bola y se le fue hacia la línea de fondo. Carlos Mora salió soplado e intentó rematar a marco, pero Gómez volvió a tiempo para detener el remate. Inmediatamente después, el portero pidió cambio e ingresó Miguel Ajú.

Con la mejenga todavía apretada, Luis Marín se la jugó con los cachorros, porque prefirió sacar a Marcel para meter a Andrés Gómez y se llevó a Alcocer para hacerle campo a Dorian, quien le pagaría con gol.

El muchacho, de 18 años, y vecino de San Mateo de Alajuela, demostró tener olfato de delantero cuando Bernald Alfaro metió un pase muy largo en el que ni Ajú ni William Fernández se pusieron de acuerdo, por lo que Rodríguez los madrugó en la entrada del área.

Los jicaraleños chocaron entre sí, por lo que el manudo quedó solo dentro del área con el marco a disposición, por lo que definió de derecha su primer gol en la máxima categoría al 81, apenas 12 minutos después de haber ingresado. ¡Gran debut!

Los chamacos respondieron, abajo hay materia prima, ojalá no sea flor de un día y les des su chance cuando el cuadro esté completo.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.