Yenci Aguilar Arroyo.12 enero
Marcel es un jugador que aporta mucho en el equipo que esté. Rafael Pacheco.
Marcel es un jugador que aporta mucho en el equipo que esté. Rafael Pacheco.

Desde el lunes anterior, el Cartaginés se quedó sin el delantero Marcel Hernández, una de sus piezas fundamentales para el torneo Clausura 2021.

Pero ¿cuánto pierden los brumosos con la salida del cubano?

En criterio del analista José Luis Bustos, Cartago pierde muchísimo.

“Es el máximo goleador del equipo, pierde principalmente por el hecho de que es un hombre fundamental en el accionar y en cuanto a los goles del equipo brumoso, es un punto sensible para el Cartaginés en ese sentido.

“Al club le llega un jugador como Róger Rojas, ha sido goleador, pero en los últimos equipos en los que ha estado no ha tenido el rendimiento que tuvo en la Liga y, de nuevo, debe adaptarse”, expresó.

Para Bustos, el principal problema de los nuevos refuerzos de Cartaginés, como Rojas y David Ramírez, es que entre ellos tienen características similares, pero Marcel es un jugador con un biotipo diferente, que marca diferencia.

“Marcel puede jugar como nueve nominal, en media punta, Ramírez de igual manera, pero el biotipo no es de un nueve nominal. Marcel tiene una contextura diferente, es versátil, te juega de media punta, de lado derecho e izquierdo”, expresó.

El analista agregó que pese a la baja, el técnico Hernán Medford sabrá cómo jugársela para mantener el objetivo.

“Róger puede llenar el vacío, puede que se debilite la cuota goleadora, pero no hay que ponerse a llorar. Cartaginés quiere llegar a la final y podría tener un par de refuerzos más para mantener sus objetivos”, dijo.

Polifuncional

Bustos fue claro al decir qué gana Alajuelense con su contratación.

“Es un jugador polifuncional, te maneja varios posiciones, puede jugar de media punta, de diez, eventualmente es un jugador importante, por el nivel de efectividad en la red.

“Es un jugador diferente, los cambios de tiempo en el último cuarto de campo nadie lo tiene en el país, es un jugador completísimo”, dijo.

El analista agregó que para fortuna de los rojinegros, pudieron pagar la cláusula del cubano, que era de $150 mil (92 millones de colones), con la venta de Jonathan Moya, cuya cláusula habría sido de $250 mil.

“Es una buena inversión, porque luego podrán colocar al jugador en cualquier equipo de América, de Europa y sacarán más ganancias”, manifestó.