Sergio Alvarado.Hace 5 días
Por estos días, Celso se encuentra alejado de sus compañeros en el Goztepe de Turquía. Fotografía: Facebook del Goztepe
Por estos días, Celso se encuentra alejado de sus compañeros en el Goztepe de Turquía. Fotografía: Facebook del Goztepe

Los impactos del Covid-19 se sienten en casi todos los rincones del mundo y en Turquía, país donde juega y vive, el futbolista Celso Borges no es la excepción.

El volante de la selección nacional, que juega para el Goztepe en la liga turca, explicó en declaraciones al sitio web de la Fedefútbol que vivió momentos de incertidumbre mientras detenían el fútbol en aquel país.

"Fueron días de mucha incertidumbre porque no sabíamos qué iba a pasar. En todos los países se suspendían las ligas y aquí se seguía, por lo que era un poco difícil entender la situación.

“Aunque seguíamos todas las indicaciones y se nos dijo que todo estaba bien el momento era un poco extraño, pero una vez que se suspendió la liga nos pareció que era lo normal y al final todo bien”. dijo.

Borges, además, comentó cómo ha sido el ambiente en ese país debido a la emergencia mundial.

“El equipo nos dijo que nos debíamos quedar en la casa, que solo si teníamos que ir al súper o alguna farmacia debíamos salir, pero que en la medida de lo posible nos teníamos que quedar aislados.

“Nos mandaron los entrenamientos y aquí cada uno con el espacio que se tiene trata de hacer sus entrenamientos y lo que mandan en el club. Como en todos los países, nos insisten mucho con el lavado de manos, así como utilizar todos los protocolos de salud mundial”, explicó.

Celso destacó que se mantiene en constante comunicación con el técnico de la selección nacional, Rónald González.

“El profesor Rónald, así como su cuerpo técnico nos han dado indicaciones de las cosas que tenemos que hacer para complementar el trabajo que nos mandan de los clubes, entonces estamos en contacto y eso por dicha no se ha perdido”, destacó.

En el tiempo que le queda libre, Celso explicó que se tira leyendo, haciendo bretes de la U, jugando videojuegos con la novia, viendo series y hasta hablando por teléfono con amigos y familiares en Tiquicia y otros lugares como en Colombia, donde vive y dirige su padre, Alexandre Guimaraes.

El mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018 también les mandó un mensaje a los costarricenses para que sean prudentes y sigan todas las medidas necesarias durante la emergencia.

"Siempre pedimos a la gente que vaya al estadio y que nos apoye, pero creo que estamos jugando un partido muchísimo más importante que un encuentro de fútbol, por lo que ahorita lo que pedimos es que se queden en sus casas,

“Seguir las indicaciones es la mejor manera de poder apoyar y ser solidarios con las demás personas en Costa Rica. Así es que todo el mundo a quedarse en la casa que así ganamos este partido juntos”, finalizó.