Karol Espinoza.2 septiembre
Navas llegó al Madrid en agosto del 2014. AFP
Navas llegó al Madrid en agosto del 2014. AFP

La imagen de pomposidad, clase y hasta finura con la que una gran parte del mundo futbolístico ve al Real Madrid, no es la misma que refleja cuando se trata de decirle adiós a los jugadores que entregaron todo por el equipo.

El caso más reciente de eso lo vivió Keylor Navas, a quien Florentino Pérez quiso dar como moneda de cambio por el portero Davida De Gea, hace cuatro años; sin embargo, la llegada tardía de un fax impidió el adiós del generaleño.

Esta temporada Florentino por fin logró su objetivo y Navas ya no es parte del conjunto español al firmar por cuatro años con el París Saint Germain.

Pese a ser el arquero de las tres Champions, eso no le alcanzó al Halcón para terminar su contrato con el club al que llegó en agosto del 2014 , cuando fue presentado con bombos y platillos.

Ahora, obligado a irse desde que el técnico Zinedine Zidane le dijo que no sería el titular, Navas no tuvo chance de despedirse de la afición porque el domingo estuvo en banca ante el Villarreal y luego tomó un avión rumbo a París.

Este lunes debió echar mano de las redes sociales para darle las gracias a los seguidores del equipo blanco.

CR7 le dio cuatro Champions al Real Madrid y ni chance de despedirse le dieron cuando jaló a la Juventus.Archivo /Diario Olé
CR7 le dio cuatro Champions al Real Madrid y ni chance de despedirse le dieron cuando jaló a la Juventus.Archivo /Diario Olé
No es el primero y seguro no será el último

Curiosamente, un adiós tan frío como el de Navas también lo vivió Cristiano Ronaldo hace un año, al hacer maletas rumbo a la Juventus, cansado de que no se le diera su lugar, pese a los 16 títulos ganados ahí en nueve años y ser el goleador histórico del club merengue.

2023 acaba el contrato de Navas con el club francés.

De las últimas leyendas que se marcharon, al único que le dieron oportunidad de despedirse en una conferencia de prensa fue a Iker Casillas, el portero con más partidos jugados con los merengues con 725.

Sin embargo, a la primera conferencia le tocó ir solo y llorar, ya que fue más idea suya después de que, al igual como pasó con Navas, Pérez insistiera en traer a De Gea, algo que no se cuajó al final.

View this post on Instagram

GRACIAS

A post shared by Keylor Navas Gamboa (@keylornavas1) on

Debido a las críticas surgidas por el mal trato al portero campeón del mundo con España, dos días después de esa primera conferencia de prensa hubo otra con Florentino presente y con Iker como jugador del Oporto, club al que jaló después de dejar el Real Madrid.