Andrés Mora.5 octubre, 2017

La Sele no juega este viernes, después que se cambió la fecha para este sábado por la tormenta Nate, pero igual podría ser el día que se logre la clasificación a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Sin mojarse ni un pelo en medio de tantas lluvias, la Sele podría clasificar al Mundial este viernes. Foto: Rafael Pacheco
Sin mojarse ni un pelo en medio de tantas lluvias, la Sele podría clasificar al Mundial este viernes. Foto: Rafael Pacheco

La atención de los ticos ahora se trasladará a la ciudad de Orlando, Florida, donde jugarán a las 5:35 de la tarde Estados Unidos y Panamá.

Si gringos y panameños empatan en esta mejenga, la Tricolor tendrá garantizado un espacio en el Mundial del próximo año y el juego del sábado sería solo para celebrar.

Eso sí, el empate que tanto quieren los ticos obligaría a la tropa de Bruce Arena a ganar el próximo 10 de octubre en su visita a Trinidad y Tobago, y esperar por el resultado del partido entre Costa Rica y Panamá, en la última fecha.

Para los gringos será el partido clasificatorio mundialista más importante que enfrentará Estados Unidos en casi 30 años, de cuyo resultado depende que el seleccionado del Tío Sam no quede fuera de la Copa del Mundo, por primera vez desde México 1986.

Del lado de los canaleros, el técnico colombiano, Hernán Darío Gómez, asegura que todos sus jugadores están en perfecto estado de salud, y mentalmente preparados para conseguir la hazaña.

Todo está listo para que gringos y panameños se den duro, es matar o morir en La Florida. Foto: AP /Ron Blum
Todo está listo para que gringos y panameños se den duro, es matar o morir en La Florida. Foto: AP /Ron Blum

Si Panamá triunfa y Costa Rica le gana a Honduras el sábado (4 p.m.) clasifican directo a Rusia.

“Hay que jugar más con el cerebro que con las emociones. Mantener el orden y hacer nuestro juego, sin desesperarnos”, agregó el DT antes del encuentro.

Gómez no quiere que le hablen de la clasificación de 2013, cuando Panamá dejó escapar el primer boleto mundialista de su historia al perder en su cancha un partido "partecorazones" contra Estados Unidos.

Los panameños iban ganando 2-1, cuando los estadounidenses, entonces al mando del alemán Jürguen Klinsmann, les dieron vuelta al encuentro y anotaron dos goles en tiempo de reposición.

A falta de dos jornadas, México lidera la hexagonal con 18 puntos, seguido de Costa Rica (15), Panamá (10), Estados Unidos y Honduras (9) y Trinidad y Tobago (3).

El equipo de Bruce Arena tiene ventaja de ocho goles sobre Honduras, a la hora del desempate.