Andrés Mora, Keyna Calderón.29 febrero

A las familias Guillén Acuña y García González se les acabaron las tardes y noches de fútbol nacional en sus hogares con el ingreso del nuevo canal FUTV este sábado.

Estos tres fiebrazos se quedarán sin fútbol en la casa. Foto: Keyna Calderón
Estos tres fiebrazos se quedarán sin fútbol en la casa. Foto: Keyna Calderón

Ahora el canal del zanate y Tigo Sports tienen los derechos de todos los equipos de Tiquicia, por lo que únicamente las personas suscritas cableras que tengan acuerdos con estas empresas podrán ver las mejengas, algo a lo que estas dos familias no tienen acceso, al menos por ahora.

En televisión abierta ya no se transmitirá ninguna mejenga (salvo algunas excepciones por Multimedios).

FUTV debutará este sábado el estadio Allen Riggioni a las 3 de la tarde cuando el Municipal Grecia enfrente al Club Sport Herediano y seguirá en la noche (7 p. m.), cuando pasen el encuentro entre el Municipal Pérez Zeledón y Jicaral.

El canal del zanate también tiene los derechos de transmisión del Team, Saprissa, Alajuelense, Cartaginés, Pérez Zeledón, Grecia y Limón, mientras que Tigo se queda con los jicaraleños, La U-Universitarios, Santos, Guadalupe y San Carlos.

Entre las sorpresas que tienen preparadas para el arranque está comenzar la transmisión al mediodía con un programa especial en el que participarían periodistas de Deportes Repretel y Teletica Deportes, junto a exfutbolistas invitados para hablar del campeonato nacional.

Además, se supo que todos los partidos tendrían una hora de transmisión previa a la mejenga y que al final se transmitirán todas las conferencias de prensa. Se dice que en cancha estarían un periodista del 6 y otro del 7.

Buscan opciones

La familia Guillén Acuña está integrada por Tatiana y Luis Alberto (los tatas) y su hijo, Gerald. Ellos viven en Llano Grande de Pacayas de Alvarado y nunca han tenido servicio de cable.

Grecia y el campeón nacional estrenarán el nuevo canal del fútbol nacional. Foto: Rafael Pacheco
Grecia y el campeón nacional estrenarán el nuevo canal del fútbol nacional. Foto: Rafael Pacheco

“Nosotros no tenemos cable porque mi esposo trabaja todo el día, mi hijo también y llega a la casa a las dos de la madrugada. Tenemos Internet y no somos muy amantes de ver tele o al menos yo, así que si quiero ver algo lo busco en Internet”, confesó.

“¡Qué ingratos los que aprobaron eso! No pensaron en las personas que económicamente viven limitadas, que es nuestra situación pues mi esposo trabaja en agricultura y no gana tanto como para sacar plata para cable, no pensaron en personas así”, agregó.

Gerald sí ha querido que instale cable, pero le han dicho que no es necesario porque se la juegan a puro Internet. Además, doña Tatiana dice que en su barrio no es cualquier cablera la que se puede poner.

“Él (su hijo) me había comentado que en estos días los partidos ya no se iban a transmitir más y por cierto un día de estos varios fueron donde mi abuelita a ver un partido porque ella sí tiene cable”, confesó.

Pese a perder semejante diversión, los Guillén Acuña no pondrán una cablera solo por ver fútbol.

“Estoy segura que el más dolido de no ver los partidos será mi hijo (va a cumplir 17 años) porque es liguista y le gusta mucho el fútbol.

“Este fin de semana no se hará nada en especial para ver los partidos, yo no soy aficionada al fútbol y mi esposo tampoco aunque si hay un partido y puede verlo, lo ve, no es algo que lo desespere. Por dicha a mi hijo últimamente le gusta andar en bici con los amigos y este fin de semana va a salir con ellos”, agregó.

Ya los están convenciendo

En el centro de Cartago, Damián, Pablo y Anner son amantes del fútbol pero al igual que la familia anterior se verán forzados a dejar de ver las mejengas.

Los García González es una familia integrada por seis personas, todos adultos con edades entre los 20 y 50 años.

Damián, Pablo y Anner tenían buen lugar para ver futbol. Foto: Keyna Calderón
Damián, Pablo y Anner tenían buen lugar para ver futbol. Foto: Keyna Calderón

“Ahorita estamos sin cable y viene este cambio en las transmisiones, así que nos va a hacer mucha falta ver los partidos.

“Estamos analizando la posibilidad de poner cable, pero aún no sabemos cuándo sería”, reconocieron.

Todos sufrirán este cambio, pero señalan a Damián como el más afectado, ya que es el más fiebre y eso que es el único manudo de la familia, pues todos los demás son bien morados.

“Está mal hecho que hayan aprobado este cambio porque no todos tienen la posibilidad de pagar cable. El fin de semana tenemos que trabajar, pero si se puede vamos a tratar del ir a verlo algún lado porque ahora los fines de semana serán muy aburridos sin fútbol. También vamos a ver si logramos verlos por Internet”, comentaban entre ellos.

Sin duda el Zanate y Tigo les van a complicar la vida a más de uno desde este sábado.