Karol Espinoza.22 agosto, 2019
Esta es la celebración típica de Zamora con cada gol. Prensa Guadalupe
Esta es la celebración típica de Zamora con cada gol. Prensa Guadalupe

Frank Zamora, delantero de Guadalupe, es el goleador del torneo nacional gracias a los siete pepinos que ha marcado y asegura que no se ha impuesto un límite de anotaciones, solo desea conseguir todas las que se puedan.

El gol es el mejor aliado para este futbolista que salió de aquel recordado torneo Copa Coca Cola en el 2007, cuando jugó con el Liceo Antonio Obando Chan.

Anduvo por segunda división y consiguió 28 goles con el Municipal Grecia, el año pasado hizo 7 con la UCR y en el Clausura 2019, cuando volvió al conjunto griego, solo anotó uno.

El futbolista, al que le encanta hacerse tatuajes en los brazos y el pecho, tiene la particularidad que cuando rompe la red, sale a festejar con los brazos abiertos.

“Me gusta abrir los brazos para que los compañeros me abracen, pero no es por nada en especial", indicó el vecino de Grecia centro, de 28 años.

Como vive tan lejos, para llegar a los entrenamientos en el Colleya Fonseca, Zamora se pone de acuerdo con dos compañeros de equipo (uno vive en Grecia y otro en San Ramón), cada uno pone el carro un día y salen entre 5:30 a.m. y 5:40 a.m. para estar a las 6:30 a.m. en Guadalupe.

Los entrenamientos son entre 8 y 8:30 a.m., pero deben estar listos a las 7:30 a.m. Como al atacante le gusta aplicar aquello de que es mejor llegar temprano y no tarde, por eso madruga tanto.

Sobre el buen momento que vive siendo el líder de goles del campeonato en siete jornadas, Frank cree que todo ha sido por su cambio de mentalidad.

“Antes tal vez no tenía la regularidad que quería y ahora sí”, Frank Zamora, delantero de Guadalupe.

“El querer hacer las cosas bien, eso es un factor que ha inclinado la balanza a favor mío, me propuse hacer las cosas bien, concentrarme solo en el fútbol y eso ha dado resultado”, añadió el delantero.

Zamora no se puso un techo en cuanto al goleo, porque cree que si lo hace luego se estanca. Mayela López.
Zamora no se puso un techo en cuanto al goleo, porque cree que si lo hace luego se estanca. Mayela López.

Frank considera que los guadalupanos han realizado un buen torneo y el único partido donde todo lo hicieron mal fue contra Saprissa, el 4 de agosto, cuando cayeron 4-1 en Tibás.

Le preguntamos cuál de sus goles le gustó más hasta la fecha y contestó que el primero anotado ante Limón, el 11 de agosto, en el triunfo de los josefinos 4-3. Ese día Zamora se jaló un doblete.

“Tenía la marca encima y logré anticipar donde tenía poco espacio, por dicha lo hice. En cuanto al que me falta hacer, sería uno de chilena”, añadió el oriundo de Barranca, Puntarenas.

Agregó que el defensor al que más se le dificulta enfrentarse es a Keyner Brown, del Herediano, porque es fuerte, va bien arriba y es muy rápido.

Zamora llegó a Guada este Apertura 2019 y tiene contrato hasta diciembre del 2020.

Sobre el choque del domingo, a las 3 de la tarde, ante Jicaral, analizó que será importante porque de ganar igualarían en once puntos a los jicaraleños, quintos de la tabla.

“Ellos son un equipo complicado, tienen a Cristhiam Lagos, pero debemos preocuparnos más de nosotros”, insistió el guadalupano, mientras dijo que este torneo está muy competitivo.

“Heiner Segura es un buen entrenador, da mucha confianza en los futbolístico, no te limita, da responsabilidad, pero dice que disfrutemos”, Frank Zamora, delantero de Guadalupe.