Deportes

¿Ha sido bueno o malo el VAR en el Mundial?

Algunas decisiones lo han confundido, expertos tienen su veredicto

escuchar audio Escuchar este artículo

Antoine Griezmann anotó un gol que fue invalidado por fuera de juego en el partido que Francia perdió con Túnez 1 a 0, el 30 de noviembre pasado en la Copa del Mundo de Qatar 2022.

Al día siguiente, el alemán Niclas Füllkrug metió un gol contra Costa Rica y sí subió al marcador, pese a que para el entender de los aficionados, se aplicaba el mismo principio de fuera de juego.

Pero resulta que no. El conocimiento de la regla 11, la del fuera de juego, es tan básica en aficionados y prensa que piensan que todo se pita igual. Y no es así.

El VAR se ha aplicado bien, aunque para el común de la gente exista confusión y eso se deriva de esa poca profundidad en el conocimiento de dicha regla.

Los analistas arbitrales Orlando Portocarrero y Andrey Vega consideran que el VAR ha tenido fallas, pero que ha sido una herramienta positiva, que se ha encargado de repartir justicia.

En la acción de Griezmann, por ejemplo, el delantero está en una primera jugada en fuera de juego y luego se mete a una segunda posición donde queda bien habilitado y mete el gol. Sin embargo, a la hora de analizar la regla, la jugada debe analizarse con otro enfoque.

“El defensor que rechaza la bola no tiene control de su cuerpo y nunca realiza un movimiento deliberado para despejar el balón, por lo tanto, a Griezmann se le debe juzgar por la primera acción, en la que estaba en la posición A, donde estaba sacando ventaja de dicha posición. La decisión estuvo correcta”, expresó Portocarrero.

El gol de Füllkrug tiene dos fases. La primera es cuando el jugador que asiste al delantero recibe el balón y Füllkrug está en posición fuera de juego pasiva, pero el réferi debe considerar tres elementos, si interfiere a un rival, si interfiere en la jugada, y si saca ventaja de la posición. “Ninguna de esas se cumple”, dijo Portocarrero.

La segunda acción es cuando se da el centro y allí se debe considerar si el balón está más cerca de la línea de meta que el mismo delantero, una condición que sí se cumple, por lo tanto el gol vale.

¿Fácil?, nada que ver. Claro, el árbitro sin VAR debe pensar todo eso en un segundo mientras que con la tecnología, el cuerpo colegiado discute, se da una interpretación y el árbitro la considerará y tomará la decisión definitiva.

“Ambas generan confusión, pero están bien señaladas”, dijo Portocarrero.

Justicia

La justicia se ha visto en acciones de fuera de juego que se han marcado por milímetros y que la gente considera que es por cualquier cosa, pero están bien señaladas. Así se han invalidado goles.

“La FIFA ha sido muy fina en esas decisiones de los fuera de juego y me parece que esa misma fineza se aplicó en esa jugada. Hay una toma área donde uno podría pensar que hay una zona de la bola en la raya, no salió”.

Pero ojo, el VAR sí ha tenido algunos fallos que pueden ser corregibles. Por ejemplo, una acción de Keylor Navas que rechazó la pelota como medio metro después de la línea de fondo y en la cual no sancionaron nada.

Claro, el VAR aplica para cuatro jugadas específicas, expulsiones, penales, goles y fuera de juego. “No está dentro de esos puntos, pero ellos están en constante comunicación. No puede ser que esa jugada ocurra en un Mundial. Era un córner que a lo mejor le servía a Alemania para marcar un gol más, eso lo pueden corregir”, expresó Vega.

Portocarrero señaló una acción en el área donde sujetan a Kendall Waston con un jalonazo, la cual debió ser revisada. “Allí debió pararse el partido, verla y decidir, hay cámaras por todos lados como para que no la hubieran visto”, expresó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.