Deportes

Hernán Fener y Randall Azofeifa ponen a Sporting a respirarle en la nuca a Saprissa

Josefinos triunfan 3-1 en Jicaral en gran presentación

De la mano del argentino Hernán Fener y del volante Randall Azofeifa, Sporting cumplió su misión en Jicaral, triunfó 3-1 y se metió en el segundo lugar de la tabla, a solo dos puntitos del líder, Saprissa.

Con la victoria los josefinos llegaron a 14 unidades y les deja la opción de ser punteros el próximo martes, si derrotan como locales al Monstruo.

Este partido que ganó el equipo de José Giacone era de la jornada cuatro.

Después de ocho fechas, Sporting está invicto y luego de los tres pepinos que Fener marcó este miércoles, tiene al nuevo goleador del torneo y al mejor asistidor: Randall Azofeifa, quien llegó a diez pases a gol con las tres asistencias que le puso al sudamericano.

Los paveños, además de jugar bien y ser efectivos, también tienen suerte, ya que un pase o un remate que tal vez no iban bien dirigidos, se meten a marco o hasta el rival lo beneficia con algún errocillo tonto.

La conexión Azo-Fener fue sumamente eficaz, tanto que en la primera que se juntó se abrió el marcador.

Randall envió un pase globeadito, el che la paró de pecho, se acomodó la pecosa con la derecha y definió de muy buena manera al minuto 12.

Jicaral respondió de una, dos minutos después, en una jugada que nació por el sector derecho del área.

El mexicano Miguel Velázquez puso un pase al centro, que fue desviado afuerita del área pequeña, la chocobola le quedó a Wálter Chévez y el experimentado volante definió a bocajarro sin ningún problema.

La igualada era no solo en el marcador, sino también a nivel de manejo de juego, pero la balanza se volcó definitiva gracias a un fallo del meta jicaraleño Alejandro Gómez para que cayera el 2-1 a los 32 minutos.

Azofeifa cobró un tiro libre casi en la banderilla del lado izquierdo del área, pero el centro le salió muy mal, la pecosa no se elevó, apenas picó en el área, pero Fener, muy pellizcado, la alcanzó a desviar, todo eso mientras que el Chavo Gómez veía pasar la redonda casi que sin reacción alguna.

Por eso decimos que a Sporting hasta la suerte lo acompaña, porque las jugadas que pareciera no están para gol, se acaban metiendo para sorpresa hasta de ellos mismos, como quedó evidenciado en la celebración del gol.

Ese golpe desconectó a Jicaral. El bombazo fue tan duro que los paveños tomaron el control del duelo y hasta liquidaron al inicio del segundo tiempo, cuando a los 51 se concretó el triplete.

Randall avanzó con demasiado espacio, un pecado que ningún rival de Sporting debería cometer si quiere tener aspiraciones de puntuar ante el equipo de la capital.

Azo corrió casi desde la media cancha y cerca del área se la puso adelantada a Hernán, que pescó el pase y entrando al área definió de derecha para poner el lapidario 3-1.

Sporting tiene la papa en la mano y solo de él depende seguir en la nube en la que está subido.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.