Deportes

Ilusión solo le duró media hora a la Selección femenina sub-20

Costa Rica cayó 3-1 ante Australia en debut de mundial

Escuchar este artículo

De las 16 selecciones en competencia en el Mundial Femenino Sub-20 de Costa Rica, la única que nunca ha conseguido una victoria en una Copa del Mundo es la nuestra.

La Sele se ilusionó con romper la historia, 22.506 aficionados apoyaron el estreno en la cita mundialista, el golazo de Alexandra Pinell a los 18 minutos puso de cabeza al Estadio Nacional, todo arrancó muy bien.

Desde que se cantaron los himnos en el rostro de las muchachas se notaba el convencimiento por ir a buscar el anhelado triunfo, el que lamentablemente por tres errores muy puntuales no llegó y caímos 3-1 ante Australia.

La magia de organizar un Mundial tocó suelo tico por segunda vez, las ticas salieron a la gramilla de la Joya de La Sabana arropadas por un ambiente lindísimo, con juego de pólvora y todo, pero también con gran presión sobre los hombros.

Se cometieron errores puntuales como los de la guardameta Génesis Pérez, la mano de Abigail Sancho que costó un penal, es cierto y no pueden dejar de señalarse, pero hay que reconocer también que para ellas jugar en un escenario así era un nuevo mundo.

La mayoría de las jugadoras de la Tricolor jamás habían jugado un partido en el Nacional a estadio casi lleno, por lo que era lógico que a algunas les pesara un poco el pánico escénico por algunos tramos del partido.

Tener la claridad mental de una Alexandra Pinell a los 19 años no es cualquiera, porque con ella no hablamos solo del pepino que se echó, al que hay que ponerle bigote porque fue un señor golazo, sino por la mentalidad que demostró.

Después de celebrar por unos segundos el tanto que abrió el marcador en un estadio a punto de ebullición, fue la primera en decirle a sus compañeras “ya pasó, ya pasó” y que no perdieran la concentración para mantener la ventaja. Toda una capitana.

“Es un mundial, es alta intensidad. Agradecer a la gente y estoy orgullosa de las compañeras que sudamos la camiseta por Costa Rica”, dijo Pinell al terminar el partido.

Los errores. Luego del gol, las chicas pagaron errores puntuales, al 35 un inocente penal de Abigail, cuando la pecosa le pegó en su mano derecha, por no esconder las manos al hacer una cobertura que costó el 1-1 cuando Sarah Hunter anotó desde los once pasos.

Otro error. La portera Génesis Pérez no pudo agarrar un centro que le pasó al frente, dejó suelta la pecosa, le pegó a Daniela Galic en la mano y luego la terminó metiendo Bryleeh Henry. Al 38. En dos minutos nos dieron la vuelta.

El VAR tampoco hizo su función, porque fue clara la mano de la australiana.

Con el 2-1 al menos estaba la ilusión del empate, la cual se borró a los 72 luego de otra jugada en la que falló Génesis, en un tiro de esquina, se quedó en el marco y en el segundo palo Kirsty Fenton entró para anotar.

En este nivel los errores se castigan muy caro y así son los mundiales, están las mejores y cada detalle cuenta.

Ante España y Brasil el panorama es muy complicado, las cosas como son.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.