Andrés Mora, Shirley Vázquez.5 octubre, 2017

El técnico de Honduras, Jorge Luis Pinto, llegó a Costa Rica con ganas de jugar, pero apenas aterrizó lo recibió la noticia de que tendrá que esperar hasta el sábado a las 4 de la tarde.

El cafetero llegó al país con una gran sonrisa, ¿será que sale igual de sonriente? Foto: John Durán
El cafetero llegó al país con una gran sonrisa, ¿será que sale igual de sonriente? Foto: John Durán

Fue un largo jueves para el cafetero y sus pupilos ya que salieron de Tegucigalpa a las 11 de la mañana y, aunque tenían planeado estar en Tiquicia a la una de la tarde, su vuelo fue desviado a El Salvador y fue hasta las cinco de la tarde tocaron suelo costarricense.

"Entre más rápido se juegue mejor, porque nos conviene a todos, viene un partido difícil para ellos y para nosotros. Nos justaría jugar cuanto antes, la idea mía era que jugáramos mañana (viernes)" comentó el colombiano en las afueras del aeropuerto internacional Juan Santamaría.

Jorge Luis hasta le pidió una ayudita al presidente Luis Guillermo Solís.

Los catrachos traen a un viejo conocido de la afición alajuelense, el volante Jorge Claros. Foto: Shirley Vázquez
Los catrachos traen a un viejo conocido de la afición alajuelense, el volante Jorge Claros. Foto: Shirley Vázquez

"Yo creo que ya el clima es benévolo. Yo creo que el presidente de la República, a quien le gusta tanto el fútbol, tiene que ayudarnos en eso. Lo mejor es jugarlo cuanto antes", dijo el DT catracho.

Después del juego del sábado, Honduras tendrá que viajar rápido a su país para preparar su compromiso del martes contra México. La "H" se juega la vida en estas dos jornadas, son quintos en la hexagonal final con 9 puntos y podrían quedarse fuera de la Copa del Mundo de Rusia.

A lo mejor por esa incertidumbre es que Pinto quiere salir rápido de esta visita a suelo tico.

"Será un juego exigente, determinante para nosotros, ojalá que se pueda jugar. Va a ser un partido duro, porque nosotros necesitamos los puntos", comentó.

Bien recibidos.

La escuadra catracha fue bien recibida por tres aficionadas hondureñas, quienes llegaron para recibir a su Selección y lo hicieron gritando y ondeando una bandera.

Se trata de las hermanas, Mariangel y Dariela Sierra, así como la madre de ambas, Yamileth Sierra. Ellas viven en Tibás y llegaron de la 1 de la tarde al aeropuerto pues a esa hora se esperaba que llegará el equipo.

Mariangel, Dariela Sierra y doña Yamileth hicieron buena bulla en las afueras del aeropuerto. Foto: Shirley Vázquez
Mariangel, Dariela Sierra y doña Yamileth hicieron buena bulla en las afueras del aeropuerto. Foto: Shirley Vázquez

Doña Yamileth cuenta que tienen un año de vivir en Costa Rica, su esposo es costarricense, pero sus hijas apenas tienen dos meses de estar e el país. Ella asistirá al estadio junto a su marido y asegura que le gustaría que Honduras gane, pero sabe que la tiene más cerca Costa Rica.

Sin embargo, espera que sea un buen encuentro donde se de la hermandad, sobre todo por lo que esta viviendo el país en este momento con la emergencia por la tormenta Nate.