Luis Quirós.1 febrero

Con 500 ticos apoyando y con 27 grados de temperatura, la Sele cayó 1-0 ante un equipo gringo bien novato en una mejenga que sirvió para homenajear al basquetbolista fallecido Kobe Bryant.

Tal y como lo indicó Rónald González, técnico de la Tricolor, minutos antes del choque a canal 7, arrancó con hombres de experiencia, esperando darle chance a las jóvenes figuras como Bernald Alfaro, Manfred Ugalde y Christopher Nuñez durante los 90 minutos.

Giancarlo González, estrelló la pecosa en el horizontal de los gringos, en una jugada que vino desde la derecha. AP
Giancarlo González, estrelló la pecosa en el horizontal de los gringos, en una jugada que vino desde la derecha. AP

En el partido se vivieron dos realidades en cada bando, porque la Tricolor apenas se juntó el lunes pasado, mientras que los gringos han estado breteando desde la primera semana de este año y con una planilla donde el promedio de juegos para cada novatillo era de 10 encuentros.

Para algunos ticos esta mejenga era como jugar en el patio de la choza, por vivir en gringolandia, como Ulises Segura, Giancarlo González y Ronald Matarrita, quienes estuvieron en la titular.

Por cierto, el Pipo le hizo un pequeño homenaje a Kobe porque cuando estaba calentando se puso la chema de entrenamiento al revés, por lo que el número 24 le quedó en el pecho. Ese número lo hizo famoso Kobe en la NBA.

Cabe recordar que Pipo juega con el Galaxy de Los Ángeles, misma ciudad en la que jugó la Mamba negra.

En el tema del juego, los del norte tomaron la batuta, como se esperaba, y presionaron a los ticos, sobre todo por el sector izquierdo, por lo que Esteban Alvarado tuvo que estar en todas.

Esteban Alvarado punto alto de la Sele en California, este sábado contra Estados Unidos, respondiendo cuando fue totalmente exigido. AP
Esteban Alvarado punto alto de la Sele en California, este sábado contra Estados Unidos, respondiendo cuando fue totalmente exigido. AP

Sin embargo, lo primero que hay que destacar del partido fue el minuto de aplausos que se realizó al minuto 24 en honor a Bryant, fallecido el pasado 19 de enero en un trágico accidente de helicóptero, donde él, su hija Gigi y siete personas más perdieron la vida.

Además de los aplausos, los aficionados en las gradas mostrando pancartas con su nombre, así como banderas con los colores de Los Ángeles Lakers.

Por la disposición de cada selección, aquello de amistoso no tenía nada, ya que los locales salieron con el deseo de ganar a cualquier costo y la Sele también entró con esa idea.

La recta final de la primera parte mostró a los anfitriones utilizando un arma que desde inicio no tuvo, el remate de media distancia, pero el grandulón de Alvarado estaba metido en el choque, haciéndose grande en el marco y terminó siendo el mejor tico no solo en esa primera mitad, sino en todo el partido.

En ese campo Costa Rica con Keilor Navas, Esteban Alvarado y Leonel Moreira no debería sentir temor alguno a la hora de enfrentar lo que venga, pero en la media cancha seguimos ayunos de alguien que se eche el equipo al hombro.

Ulises Segura (12) buscó como darle equilibrio en la media cancha nacional, junto a David Guzmán y Yeltsin Tejeda. AP
Ulises Segura (12) buscó como darle equilibrio en la media cancha nacional, junto a David Guzmán y Yeltsin Tejeda. AP

En la segunda parte, Rónald González sintió que le faltó profundidad en ofensiva y por eso mandó a Luis Díaz y Randall Leal al campo, para que le pusieran bonito tratando de hacerle daño a los gringos.

Pero el problema es que Leal entró con la torta en la mano, porque apenas al minuto 48 cometió un penal, el cual ejecutó Ulysses Llanez, un carajillo que ya había vacunado a nuestro país, pero a nivel sub-20.

Por cierto, hay costumbres que nuestro fútbol no cambia, porque tuvo que caer el gol para que la Sele adelantara líneas para ser más ofensiva.

Eso sí, se aprovechó el fogueo para debutar al manudo Bernald Alfaro y al morado Manfred Ugalde, quienes abrieron su expediente con la mayor tica.

Luis Diaz, (izq), le dio mucha movilidad a la Sele en el segundo tiempo y por ello le cometieron muchas faltas. AP
Luis Diaz, (izq), le dio mucha movilidad a la Sele en el segundo tiempo y por ello le cometieron muchas faltas. AP

En el caso del saprissista, se convirtió en el segundo jugador más joven en debutar con la Sele, con 17 años 8 meses y 8 días, solo superado por Jorge Hernán Cuty Monge, que lo hizo en 1955 con 17 años 5 meses y 10 días, en un duelo que se ganó 9-1 sobre Guatemala, el 24 de julio de ese año.