Luis Quirós.16 febrero

Parece que Marvin Solano tiene una varita mágica porque logró que nadie creía posible: sacar a La U Universitarios del sótano.

En un juego peleado, trabado por momentos y sumamente táctico, La U sacó oro del estadio Carlos Alvarado, al vencer a Pérez Zeledón 2-0.

Keilor Soto, el hombre de moda en la jornada de media semana volvió a ser protagonista, pero esta vez como el villano, ya que falló el penal del empate para los sureños y cometió otro, que significó el segundo gol celeste.

Con este triunfo y la derrota de Limón FC en el Fello Meza contra Cartaginés 1-0, le permitió a los universitarios salir del sótano tras sumar 27 puntos, dejando a la Tromba de última con 26 unidades.

Keilor Soto a la derecha no pudo rescatar este domingo a Pérez Zeledón en casa de Universitarios. Foto prensa de Pérez Zeledón.
Keilor Soto a la derecha no pudo rescatar este domingo a Pérez Zeledón en casa de Universitarios. Foto prensa de Pérez Zeledón.

Desde el pitazo inicial ninguno de los dos equipos quiso regalar espacios y por eso la mejenga estuvo centrada en la media cancha.

Los académicos llegaron bien pellizcados, tratando de echarse al bolsillo el juego, pero se encontraron con un rival que de inmediato entendió que no podía andarse con mucho mate, tomó las llaves y cerró los candados de las puertas por donde le podían hacer daño.

Sin embargo, los pupilos de Marvin Solano tenían una copia de esas llaves porque Verny Scott se metió la mano a la bolsa, la sacó y le entregó puerta abierta a Pedro Báez para que, de pierna izquierda, fusilara a Guido Jiménez con el 1-0 al minuto 28.

Los generaleños otra vez tuvieron que remar contra marea, ya que una vez más arrancaban un partido perdiendo, tal y como les pasó el jueves pasado ante Santos, equipo al que al final lograron empatarle a dos después de ir perdiendo 2-0.

Mientras que La U, que venía mostrando síntomas de mejoría en los últimos partidos, terminó de confirmar esa recuperación con Johan Condega moviendo el carrito, apoyado por Scott y Báez.

El equipo de Marvin Solano tuvo un par de chances para sumar el segundo antes de tiempo, pero faltó tranquilidad frente al marco de Jiménez.

El paraguayo Pedro Báez (celeste) volvió a sumar en la red enemiga y ayudó en la victoria de la U contra Pérez. Aquí marcado por Jhamir Ordain. Foto prensa Pérez Zeledón
El paraguayo Pedro Báez (celeste) volvió a sumar en la red enemiga y ayudó en la victoria de la U contra Pérez. Aquí marcado por Jhamir Ordain. Foto prensa Pérez Zeledón
Misma historia

La etapa de complemento no cambió mucho en el accionar del juego, porque La U llevaba la iniciativa, metiendo a los Guerreros del Sur en su campo.

Aun así los dirigidos por Omar Royero tuvieron la oportunidad de igualar el marcador, cuando el árbitro Rigo Prendas sancionó un penal inexistente al minuto 57.

Soto, experto en este tipo de cobros, tomó la pecosa y cuando todos esperaban el 1-1, el actual goleador del campeonato quiso ajustar tanto su disparo al palo de mano derecha de Jiménez que la voló.

El sancarleño no enviaba una penal largo de los tres tubos desde marzo del 2019.

Y ya que la había hecho negra, mejor la hizo trompuda. Soto, al 76, le cometió penal a Freddy Borbón cuando iba ingresando al área generaleña.

Condega, líder del equipo, pidió la pecosa y con un gran toque de pierna izquierda puso la pizarra 2-0.

A partir de ese momento la espuela de Solano se hizo presente porque no paró de indicarle a sus muchachos que tocaran con seguridad el balón y que lo mantuvieran alejado de su marco.

Pérez Zeledón se jugó la misma carta del jueves pasado en casa, enviando a Keilor Soto como delantero a buscar los goles del empate, pero en esta ocasión el marcador no cambió.