Karol Espinoza.9 diciembre, 2019
Según Adonis Pineda, portero Alajuelense, el obligado a ganar la serie era el Team. Rafael Pacheco
Según Adonis Pineda, portero Alajuelense, el obligado a ganar la serie era el Team. Rafael Pacheco

Alajuelense desperdició el chance de ser campeón sin necesidad de disputar una gran final nacional, tras casi seis años de no ganar nada.

Herediano se dejó la final de segunda fase con marcador global de 2-0 (2-0 y 0-0), a pesar de que la Liga llegó como favorita, tras ganar sobrada la primera fase del Apertura 2019.

Sin embargo, en la casa manuda parecen no darle importancia a lo hecho por el Team, pues le bajaron el piso a un planteamiento que les impidió a los rojinegros anotar en dos juegos consecutivos y hasta aseguraron que los obligados no eran ellos, sino los florenses.

Esto último suena un toque extraño porque Herediano fue campeón hace un año, mientras la Liga no lo hace desde hace casi seis almanaques

“¿Por qué nos va a afectar psicológicamente si los que estaban obligados a ganar eran ellos? Si nosotros ganábamos, éramos campeones. Nos ganaron, bien, nos ganaron el partido en Heredia, vinieron aquí y se encerraron, ellos tenían la presión de ganar para alargar esto”, dijo el portero Adonis Pineda, responsable de dos fallos garrafales que le dieron los goles que marcaron la diferencia a favor del Team en el juego ida.

“Es una final, el todo por el todo, no hay marcha atrás. Hay que pensar en lo que viene, vamos a ir por todo”, Adonis Pineda, portero de Alajuelense.

El portero manudo evitó opinar sobre la pérdida de tiempo del arquero florense Esteban Alvarado este domingo y solo indicó que es cosa del fútbol y que ahora tratarán de enmendar los errores cometidos.

Según Adonis, no les preocupa no haberle anotado al Team, pese a que fue la primera vez, en 26 juegos al mando de Andrés Carevic, donde se fueron en blanco en dos mejengas seguidas.

“Sabemos lo que tenemos, lo que podemos dar y lo que vamos a hacer en Heredia”, añadió el guanacasteco, mientras dijo salir fortalecido para la gran final.

27 campeonatos nacionales tiene el Herediano
Los jugadores de Alajuelense se han visto desesperados en ambos juegos. Rafael Pacheco
Los jugadores de Alajuelense se han visto desesperados en ambos juegos. Rafael Pacheco
“Ya sabemos que hay que ir a traernos algo de allá (del Rosabal Cordero)”, Marco Ureña, delantero de Alajuelense.
¿Herediano sin ofensiva?

Del lado de Marco Ureña, el delantero le bajó el piso al planteamiento rojiamarillo y, según él, ahora sí tendrán que demostrar lo que tienen.

“Lo que mostró Herediano es lo único que tiene. El partido pasado fue muy similar, solo que ellos se encontraron los goles que fueron mala fortuna nuestra.

“Ahora vamos a ir a Heredia y vamos a jugarles como ellos juegan a ver qué pasa. Herediano es un equipo que no tiene ofensiva, solo juegan a defenderse y veremos qué hacen cuando tengan que atacar allá en su casa”, manifestó Ureña, en declaraciones a radio Columbia.

Cuando La Teja se encontró a Marcos en zona mixta, el discurso fue más mesurado y aseguró que se viene una serie bonita, donde ya no vale el gol de visitante.

"Todo empieza de cero. Viene una final donde ya nos conocemos los dos equipos, demostramos que tenemos mucho manejo de pelota.

“Creo que salimos con buenas sensaciones, un equipo que propuso durante los 90 minutos y siempre buscó el gol. Creo que hicimos un gran partido”, indicó el oriundo de Palmichal de Acosta.

Ueña cree que en esta final de segunda fase les pesó mucho el primer juego y considera que deben hacer un examen de consciencia para saber qué dejaron de hacer en estos choques, especialmente, para encontrar las razones por las cuales no pudieron anotar.

29 copas de campeón nacional suman los rojinegros.

“Por ahí creamos muchas opciones, pero no tan determinantes en el último pase, así que creo que tenemos que ser autocríticos, creo que renunciamos a lo que veníamos haciendo y tenemos que volver a las bases que nos dieron tantos frutos”, agregó.

El primer round entre florenses y manudos será este domingo 15 de diciembre, a las 4:30 p. m., en el estadio Eladio Rosabal Cordero.