Agencia AP.27 diciembre, 2019
Paris Saint-Germain's Costa Rican goalkeeper Keylor Navas celebrates after his team scores a third goal during the French L1 football match between Paris Saint-Germain and Angers SCO at the Parc des Princes stadium in Paris on October 5, 2019. (Photo by Lucas BARIOULET / AFP)
Paris Saint-Germain's Costa Rican goalkeeper Keylor Navas celebrates after his team scores a third goal during the French L1 football match between Paris Saint-Germain and Angers SCO at the Parc des Princes stadium in Paris on October 5, 2019. (Photo by Lucas BARIOULET / AFP)

El Paris Saint Germain, del costarricense Keylor Navas, no ha tenido un dominio despiadado como el que mostró la temporada pasada en el fútbol francés, pero el campeón defensor vuelve a disfrutar de una cómoda ventaja en el receso invernal gracias a la inconsistencia de sus rivales.

El PSG ha disputado 18 de 38 partidos en disputa, lo que significa que tiene un juego pendiente respecto al resto de los equipos de la liga francesa, pero las tres derrotas que tiene hasta el momento son tres más de las que tenía en el mismo punto del año pasado y el equivalente a las que sufrió en toda la campaña anterior.

¿Por qué eso no ha hecho una gran diferencia? El segundo sitio de la clasificación, el Marsella tardó para arrancar y el Lyon parece incapaz de mantener un buen nivel durante periodos largos.

Pese a llevarse 19 puntos en los últimos siete partidos, el Marsella está siete unidades detrás del líder, realmente diez si el PSG gana su juego pendiente.

Mónaco, el flamante campeón del 2017, todavía tiene al técnico que los hizo ganar el título, Leonardo Jardim, en el banquillo, pero el club está 17 puntos detrás en el séptimo puesto y no representa ninguna amenaza.

Mucho menos el Lyon, que terminó en tercer lugar la campaña anterior, pero se ha quedado a la deriva y se ubica en la posición 12, mientras que su nuevo técnico Rudi García tiene problemas.

Cualquier otra cosa que no sea otro título del PSG parece algo irrazonable de esperar, dado su increíble poder en el ataque, con los tantos habituales del argentino Mauro Icardi y sobre todo la increíble dupla que han hecho el brasileño Neymar y Kylian Mbappé.

Sin embargo, André Villas-Boas ha hecho un buen trabajo en su primera temporada al mando de Marsella, un club turbulento donde ocurren con frecuencia cambios en la dirección técnica debido a que las exigencias de los aficionados de una ciudad loca por el fútbol son a menudo irrazonablemente altas.

Después de todo, Marsella sigue siendo el único equipo francés que ha ganado la Liga de Campeones, en 1993, mientras que el PSG nunca ha alcanzado la final europea, la que busca con ilusión conquistar este año.

Rudi García pagó el precio en Marsella y allanó el camino para la llegada de Villas-Boas, poco más de un año después de que guió al club de la costa sur del país a una increíble aparición en la final de la Liga Europa en 2018.

Villas-Boas se ganó a los jugadores, que a menudo es lo más complicado de hacer en Marsella, y el mediocampista Dimitri Payet está recuperando su nivel en un intento para clasificar a la Liga de Campeones el próximo año.

En resumen, se puede esperar que Villas-Boas y Payet aseguren el segundo sitio para Marcella y regresen a la Champions.

Jugador de la temporada (hasta ahora)
Mbappe y Neymar hacen del fútbol francés su reino del que pocos se oponen. Foto: AP.
Mbappe y Neymar hacen del fútbol francés su reino del que pocos se oponen. Foto: AP.

Mbappé ha sacudido a la liga francesa, con su velocidad, control del esférico y un toque letal. Otra vez.

Luego de conquistar los premios de Jugador del Año y del máximo anotador de la liga la campaña pasada, no sería una sorpresa que lo volviera a hacer.

Pese a tener apenas 21 años, ha marcado 105 goles en total, incluidos 18 en 19 partidos esta temporada y ha proporcionado 50 asistencias en una carrera que parece estar destinada a llevarlo hasta lo más alto.

Su eficiencia es poco común en alguien tan joven, así como su lectura del juego y junto al astro brasileño Neymar tiene la oportunidad de desarrollar una de las duplas más prometedoras del fútbol.

Siempre y cuando ambos se queden en el club y que Mbappé pueda resistirse a la tentación de unirse al 13 veces campeón europeo, Real Madrid.

Sorpresa de la campaña
El holandés Memphis Depay era de los pocos delanteros que podía retar la resistencia de Keylor Navas en Francia, pero una lesión lo sacó de la cancha. Foto: AFP
El holandés Memphis Depay era de los pocos delanteros que podía retar la resistencia de Keylor Navas en Francia, pero una lesión lo sacó de la cancha. Foto: AFP

Definitivamente la sorpresa de la campaña es el delantero del Lyon Memphis Depay, y no solo porque su temporada terminó abruptamente a causa de una lesión grave en la rodilla.

El talentoso Depay ayudó a un mediocre Lyon a avanzar a los octavos de final de la Liga de Campeones en un grupo complicado. Anotó en cada partido que disputó.

Bendecido con la habilidad de pasar y disparar por igual, su liderazgo era algo que los espectadores no habían visto.

Estaba floreciendo en su papel como capitán antes de la lesión. Y ahora, se prepara para jugar con Holanda en la Eurocopa de 2020.

¿Quién ganará?
El Marsella ya cayó en la primera ronda ante el poderoso cuadro de Keylor Navas y la cuerda no le alcanzaría para darle pelea. Foto: AP.
El Marsella ya cayó en la primera ronda ante el poderoso cuadro de Keylor Navas y la cuerda no le alcanzaría para darle pelea. Foto: AP.

Sin lugar a duda, el PSG obtendrá su séptimo título de la liga francesa en nueve temporadas desde que los acaudalados banqueros qataríes QSI lo adquirieron en 2011.

Desde la llegada de QSI, solo el Montpellier liderado por Olivier Giroud en 2012 y el Mónaco inspirado por Mbappé en 2017 han podido impedir que el PSG se proclame campeón.

Pero con un viaje a Marsella a la vista y una posible estadía a largo plazo en la Liga de Campeones, el cuadro parisino podría perder un par de juegos.

Si el Marsella sigue mejorando, el margen de victoria del PSG probablemente será menor a los 16 puntos que tuvo sobre el Lille la temporada pasada.