Sergio Alvarado.15 septiembre
Sabo corneó con toda su fuerza al Team. Foto: Rafael Pacheco
Sabo corneó con toda su fuerza al Team. Foto: Rafael Pacheco

San Carlos celebró el Día de la Independencia de Costa Rica en su “plaza”, con una buena corrida en la que le sacó, con justicia, los tres puntos al Herediano, al que derrotó 1-0, victoria que además le sirve para lavarse la cara luego de su mala noche ante el Saprissa.

El Team mostró el mismo rostro pálido de la primera quincena de setiembre. Desde entonces, la generación de juego le cuesta montones y las opciones a gol llegan a cuenta gotas, apenas para desilusionar fiebres.

¿Y cómo no? si de los últimos cuatro juegos, Herediano solo ganó uno y fue la goleada 4-1 ante un Pérez Zeledón bien ralito. Aparte empató con Santos y la UCR.

Regresando al juego en el Carlos Ugalde, los florenses, que jugaron de negro, parecía que tenían una chema roja puesta, porque el Toro se ciñó con ellos de una forma impresionante.

El campeón nacional le apedreó el rancho de tal forma que, si los heredianos se devolvieron de Ciudad Quesada con solo un gol en contra, fue porque Dios es muy grande y porque San Carlos se dio el lujo de botar goles a granel.

San Carlos pegó un grito de triunfo en lugar de un grito de independencia. Foto: Rafael Pacheco
San Carlos pegó un grito de triunfo en lugar de un grito de independencia. Foto: Rafael Pacheco
A Minor Escoe se le anuló este gol por que salió de posición adelantada. Foto: Rafael Pacheco
A Minor Escoe se le anuló este gol por que salió de posición adelantada. Foto: Rafael Pacheco

Por ejemplo, solo en la etapa inicial los locales tuvieron tres jugadas muy claras, dos de Minor Escoe y un cabezazo de Saborío al 39 que con espacio y distancia falló.

Hasta que al fin

El goleador norteño, eso sí, no perdonó dos veces, porque en la primera que tuvo en el complemento la mandó a guardar en una muy buena jugada de conjunto.

El Team luce como un equipo faltó de líderes y de talento. Foto: Rafael Pacheco
El Team luce como un equipo faltó de líderes y de talento. Foto: Rafael Pacheco

Marvin Obando la llevó a la banda, la devolvió a Minor Escoe, quien echó un centro a la olla y con mucha frialdad, el Sabo la bajó de pecho y remató a la derecha de Esteban Alvarado, que no pudo hacer mucho.

Después del gol, los Toros no se conformaron y hasta volvieron a anotar por medio de Escoe, pero el línea señaló un fuera de juego, con razón, por lo que el árbitro anuló la anotación al 56.

Además, Osvaldo Rodríguez mandó un remate al palo al 71. ¡Se le quemaba el rancho al Team otra vez!

Jafet movió el banquillo y con el ingreso de Yendrick Ruiz y Nextalí Rodríguez, su equipo quiso ir por el empate, pero no tuvo calma en la última jugada.

Le falta

Herediano resintió no tener en la cancha a un Randall Azofeifa, a un Óscar Esteban Granados, a un Pablo Salazar o a un Leonel Moreira, o sea, a un líder de esos que ordena al equipo a punta de regaños.

Además, al Team le urge alguien que baje la bola y ordene las cosas, como lo dijo el propio Jafet después del partido, no hay un Elías Aguilar, un Allan Cruz ni un Luis Díaz, jugadores que hacen a los equipos, por lo menos, no tener paz en lo que resta de la mejenga.

Es más Herediano mostró tan poco en tantos aspectos como en la marca, creación de juego, pases o variantes que no marcaron diferencia, que no sería nada raro que sus mismos aficionados empiecen a quitarlo de la lista de favoritos al título.

En dos platos, los norteños fueron amos y señores de los 90 minutos y dejaron en evidencia a un Tigre que cada vez se ve más flaco.

Con la derrota, el Team perdió el tercer puesto ante el mismo San Carlos, que llegó a 20 puntos y quedó a 11 unidades del solitario líder Alajuelense.

Cabe recordar que esta mejenga fue de reprogramación de la jornada ocho, debido que a ambos equipos jugaron partidos de la Liga Concacaf y se pusieron de acuerdo para pasar el choque y así tener más tiempo de descanso en aquel entonces.