Andrés Mora.12 septiembre

Después de sufrir por muchos meses, los saprissitas empiezan a ver destellos del equipo de sus sueños, ese que gana, golea, resuelve rápido sus partidos y que para rematar está al mando de un ídolo morado como Wálter Centeno.

Paté dice que no descansará hasta verse con el título en la bolsa. Aunque vayan ganando les pega buenas regañadas a sus pupilos. Fotografía José Cordero
Paté dice que no descansará hasta verse con el título en la bolsa. Aunque vayan ganando les pega buenas regañadas a sus pupilos. Fotografía José Cordero

Los tibaseños no son líderes, quizá es lo único que les falta, pero con sus victorias le está pisando los talones a la Liga que está en la punta.

En las últimas siete jornadas disputadas este torneo de Apertura, cuatro las ha definido sobrado (San Carlos 3-1, Grecia 6-0, Jicaral 4-0 y Guadalupe4-1), además ganó (2-1) el clásico en el Alejandro Morera Soto y únicamente si se quiere ver así, lo más flojo son dos empates (Limón 1-1 en condición de visitante y Cartaginés 2-2 como local).

Y es que parece que la goleada que recibieron (4-0) contra el Santos en Guápiles fue una bofetada que los despertó.

“Estoy contento, hemos alcanzado cosas importantes. Estos muchachos han crecido, tienen tranquilidad a la hora de tener el balón, no corren tan a lo loco y disfrutan más el juego. Este nuevo Saprissa ojalá siga así. No se me olvida el juego contra Santos, que feo se siente, se siente feo que uno le metan cuatro, uno quiere desaparecer”, comentó Paté.

Próximo reto
El Monstruo deberá jugar este sábado el juego ante La U - Universitarios. Es el juego de reposición de la fecha 10, suspendida por los problemas de salmonela en los morados.

“Cuando yo diga algo traten de creerme en un 75%, lo que he dicho lo he ido cumpliendo poco a poco, hemos tratado de ir trabajando y se han ido cumpliendo esos ciclos que he mencionado, no me gusta engañar a la gente y no me puedo engañar”, agregó el técnico saprissista.

La afición no quiere tirar campanas al aire, pero está satisfecha con lo mostrado por el equipo hasta el momento y por la lucha que están dando.

“Nos falta un poco más de equilibrio y variantes en banca, es que anoche (ante San Carlos) salió (Michael) Barrantes y nos llegaban fácil. Los que trajeron de Grecia son unas pegas”, comentó Mario Rojas de la Peña Poder y Orgullo, quien es evidente que es bastante exigente con el equipo de sus amores.

Así de sonrientes andan los morados con este Monstruo. Fotografía José Cordero
Así de sonrientes andan los morados con este Monstruo. Fotografía José Cordero

Para Issac Ruiz aun es prematuro decir que es el equipo soñado.

“Se nota que los jugadores están entendiendo la idea de Paté, sin embargo aún se tienen muchos partidos por delante. Cuando se juegue contra Herediano o ante Cartaginés de visita se podrá tener una mejor perspectiva”, aseguró Isaac.

Otro morado, Hosseman Hernández también dice que le encanta ver a al Sapri jugar bien, porque gusta y gana.

“Uno desearía que siempre sea así y no solo porque está el Rey Paté, es importante que el equipo esté ganando y la afición motivada. Es cierto que el equipo es el que gana, golea y gusta, pero a muchas aficiones no les gusta eso, ni a muchos medios deportivos. Muchos hablaban del Saprissa del Paté cuando lo querían echar y había gente que le llegaba a silbar a los tres partidos, pero había que darle chance porque él no es un mago”, explicó Hernández.

“Ya el equipo se ve con una estructura definida, juega mejor y no pierde el estilo”, agregó.