Sergio Alvarado.5 agosto, 2020
A Manfred Ugalde le espera un reto muy grande en el fútbol europeo. Fotografía José Cordero
A Manfred Ugalde le espera un reto muy grande en el fútbol europeo. Fotografía José Cordero

La aventura de Manfred Ugalde en el fútbol europeo no será un gran suceso y es peligroso que ni pase de su primera parada en el Lommel SK de la segunda división de Bélgica, al menos eso piensa el exfutbolista Gilberto Martínez.

El Tuma, mundialista de Corea Japón 2002 y Alemania 2006, estuvo como invitado en el programa que realiza Celso Borges junto a su padre Alexandre Guimaraes.

Para el exjugador del Saprissa el destino que le eligieron al chamaco no es el mejor en lo deportivo y cree que apresuraron su salida del Monstruo por puro beneficio económico.

Otra bronca que le ve es lo difícil que será adaptarse en otro país solo a tan temprana edad, un detalle que marca mucho la diferencia cuando un jugador se marcha a Europa.

“Los clubes piensan más en un tema económico que en el bienestar del jugador. Para mí, Manfred Ugalde de donde fue, no va a pasar. Espero equivocarme y le deseo lo mejor del mundo, pero es lo que pienso Los tiran muy temprano a un fútbol muy competitivo”.

“Allá todos juegan a lo mismo, el fútbol es muy intenso y eso marca mucho. Costa Rica es lindísimo y muchas veces te castiga estar lejos. Cuando yo cumplí el primer año en Italia dije ‘¡Qué ganas de devolverme a Costa Rica!’ Por lo general al tico le cuesta mucho, es bastante indisciplinado”, dijo.

Para el Tuma la situación es clara, cuando un chamaco de 18 años llega al Viejo Continente o toma la decisión de sufrir y aguantar el primer año o no la pega, así de sencillo.

Martínez llegó al fútbol italiano en el 2002 para jugar con el Brescia y se mantuvo viviendo en ese país hasta inicios de este año cuando volvió a Tiquicia junto a su familia.