AFP .19 octubre
Keylor Navas buscará ganar su cuarta Champions League y la primera con el PSG, la cual se le negó en la final anterior ante el Bayern Múnich. Foto: AFP
Keylor Navas buscará ganar su cuarta Champions League y la primera con el PSG, la cual se le negó en la final anterior ante el Bayern Múnich. Foto: AFP

Dos meses después de su desenlace en Lisboa, la Liga de Campeones da comienzo a una nueva edición este martes con un intenso calendario para la fase de grupos, comprimida entre octubre y diciembre.

Además se permitirá el regreso de los aficionados a las graderías, pero con un aforo limitado por la pandemia.

Será en Estambul, donde la Champions conocerá si el Bayern de Múnich revalida el título o es relevado el próximo 29 de mayo de 2021, aunque la fecha podría varias dependiendo de las circunstancias.

Los aspirantes son, como siempre, numerosos entre los 32 equipos participantes: el vigente campeón alemán, sus predecesores Liverpool y Real Madrid, el subcampeón París Saint Germain o también los pesos pesados españoles (Barcelona y Atlético); los ingleses (Manchester City, Manchester United y Chelsea) y los italianos (Juventus, Inter).

Pero esta vez se espera que el camino sea más duro todavía: el viaje hacia la final comienza este martes y miércoles con grandes partidos inaugurales (PSG-Manchester United y Bayern-Atlético, especialmente), una primera fecha retrasada más de un mes con respecto al calendario habitual por causa de la pandemia.

Esto es la consecuencia de la edición 2019-2020 puesta patas arriba por el coronavirus y terminada con retraso el pasado mes de agosto, en un torneo final disputado a puerta cerrada en Lisboa.

Aunque normalmente se disputa entre septiembre y diciembre, la fase de grupos 2020-2021 está condensada en solo 50 días, con seis jornadas en el programa de aquí al 9 de diciembre, es decir partidos todas las semanas con la única excepción del parón de selecciones de noviembre.

Andrea Pirlo debutará este martes como técnico en Champions League, cuando la Juventus enfrente al Dynamo Kiev. Foto: AFP
Andrea Pirlo debutará este martes como técnico en Champions League, cuando la Juventus enfrente al Dynamo Kiev. Foto: AFP

En un Parque de los Príncipes vacío de espectadores, el PSG del costarricense Keylor Navas dará inicio a su año europeo ante el Manchester United con arbitraje del español Antonio Mateu Lahoz.

Kylian Mbappé y Neymar por un lado, y Paul Pogba y Marcus Rashford por otro dan garantías de que será uno de los mejores duelos en este arranque del torneo.

Los parisinos tratarán de borrar el traumático recuerdo de 2019 cuando el United les eliminó en octavos tras ganar 3-1 en la vuelta en París, después del 0-2 de la ida.

No habrá una nueva ‘Final 8’

Aunque el coronavirus sigue circulando entre los jugadores (como recientemente sucedió con la superestrella Cristiano Ronaldo) y amenazando la celebración de los partidos, la UEFA está convencida de que “la temporada podrá jugarse en su totalidad, con el formato actual y con la final en Estambul”.

La instancia no contempla, por el momento, una nueva ‘Final 8’ como la improvisada en agosto en la capital de Portugal con los ocho finalistas.

Sin embargo, la UEFA se deja la posibilidad de decidir más adelante "principios que rijan la clasificación de los clubes para octavos de final", en caso de que la fase de grupos no pudiera completarse antes del 28 de enero de 2021.

Tras haber establecido este verano (boreal) un protocolo sanitario y médico preciso para determinar el ritmo de los test PCR a los que deben someterse los equipos, el organismo del fútbol europeo ha tenido que añadir a sus reglas un abanico de hipótesis ligadas a la pandemia.

De esta manera, si un equipo es incapaz de alinear "al menos a 13 jugadores", incluido un arquero, porque una gran parte de su plantilla está enferma o en cuarentena, habrá que reprogramar el encuentro. Pero si se hace imposible un nuevo partido antes del final de la fase de grupos, el club que falla será sancionado con una derrota por 3-0.

El regreso del público
Bayern Munich's German goalkeeper Manuel Neuer (C) celebrates with teammates and the trophy after Bayern won the UEFA Champions League final football match between Paris Saint-Germain and Bayern Munich at the Luz stadium in Lisbon on August 23, 2020. (Photo by Manu Fernandez / POOL / AFP)
Bayern Munich's German goalkeeper Manuel Neuer (C) celebrates with teammates and the trophy after Bayern won the UEFA Champions League final football match between Paris Saint-Germain and Bayern Munich at the Luz stadium in Lisbon on August 23, 2020. (Photo by Manu Fernandez / POOL / AFP)

Otro escenario: en caso de restricciones por parte de las autoridades nacionales, ya sean cierre de fronteras o medidas de cuarentena, el club local deberá ofrecer "un estadio de recambio adecuado".

Por el momento, todos los partidos están previstos en sus respectivos estadios, lo que debe permitir el regreso del público en algunos coliseos.

La UEFA anunció un regreso progresivo de los espectadores en todas sus competiciones. Se podrá ocupar hasta el 30% de la capacidad de cada estadio, aunque el aforo máximo efectivo será normalmente más bajo, en función de las restricciones locales.

Así, el PSG-Manchester United se jugará a puerta cerrada por el toque de queda impuesto por las autoridades francesas, pero habrá por ejemplo 5.000 seguidores en Rennes para el gran debut del conjunto bretón en ‘Champions’ contra el Krasnodar. El inicio de un largo camino hasta Estambul.