Silvia Núñez.17 mayo
Adriana vive en barrio Escalante y como en su casa tienen dos cocinas, una la usan para hacer la repostería y otra para preparar los desayunos. Foto: Marcela Bertozzi
Adriana vive en barrio Escalante y como en su casa tienen dos cocinas, una la usan para hacer la repostería y otra para preparar los desayunos. Foto: Marcela Bertozzi

Debido a la restricción sanitaria por causa del coronavirus, las grabaciones de la serie “La Pensión” tuvieron que modificarse, así que el personaje de Ágatha, al cual le da vida la actriz Adriana Alvarado, dejó de aparecer en varios capítulos y por lo tanto se le cortó una de sus fuentes de ingresos a la intérprete.

Ante esta situación, Alvarado decidió entrarle con todo a la cocinada para hacer platica en medio de la crisis.

Lo curioso es que Ágatha es quitada para la cocina, pero con Adri son otros cien pesos, así que se amarró el delantal y le ha puesto de lo lindo a la preparación de gallo pinto para vender.

Resulta que a la actriz y a su pareja, Angie Durán, se les ocurrió vender repostería y desayunos, tras quedarse prácticamente sin brete a raíz de la falta de filmación y porque debieron cerrar la casa artístico-cultural que tienen en barrio Escalante.

Su delicioso gallo pinto es muy particular, ya que lo están vendiendo al mejor estilo de los chinos, es decir, enteros o medios, en empaques de cartón.

Los pinticos los mandan así para que lleguen más calientes y usan cajas en vez de bolsas de plástico. Cortesía
Los pinticos los mandan así para que lleguen más calientes y usan cajas en vez de bolsas de plástico. Cortesía

Adri contó que su nuevo negocito, llamado Gallopintico, lo iniciaron hace poco más de un mes y que primero empezaron a vender queques de naranja, pero poco a poco fueron ideando meter más alimentos.

“Mi tía Gilda es pastelera y cocinera, es la que siempre ha cocinado delicioso en la familia y hornea cosas deliciosas, así que ella nos compartió su receta especial de queque de zanahoria y fue una venta loca, y fue así como empezamos. Después se nos ocurrió hacer desayunos porque es lo que nos queda más rico de todo lo que cocinamos y decidimos entrarle”, detalló.

Repartía en bicicleta

El vacilón es que al principio Adri tenía que hacer la entregas en bicicleta porque no tenían otra manera de repartir los pedidos. Al inicio los encargos eran de familiares y amigos que se solidarizaron con la causa, pero pronto el sabor de su buena cuchara se popularizó.

La idea de hacer gallo pinto para quienes les da pereza cocinar desde buena mañana, les ha funcionado tan bien que además venden acompañamientos, también en enteros o medios.

“La gente se compra un medio de gallo pinto, un medio de plátano maduro o de huevo revuelto y así come toda la familia. Empezó como un proyecto de las hijas de la crisis, porque en medio de todo esto nacimos nosotras”, mencionó.

Los quequitos de chocolate, de zanahoria y de naranja no son en porción sino así de grandes. Cortesía
Los quequitos de chocolate, de zanahoria y de naranja no son en porción sino así de grandes. Cortesía

Adriana comentó que ella siempre ha tenido un espíritu luchador y que no es de quedarse de brazos cruzados en situaciones así, por lo que está muy feliz que el negocito vaya creciendo poco a poco.

“Ahorita estamos en un punto en el que se está reactivando la economía y nosotras seguimos con todo. Más bien no estamos pensando en cómo terminar, sino en cómo fortalecer la idea y llegarle a más personas”, agregó.

De hecho, ya lograron conseguir una empresa de repartidores para mandar las comidas fuera del centro de San José.

“Es una explosión linda de solidaridad y de amor también. Ha sido una experiencia muy linda para las dos todo esto”, Adriana Alvarado

La actriz dice que ahora respeta mucho a la gente que cocina porque es un trabajo muy cansado, pues les toca levantarse bien temprano para hacer el gallo pinto y, además, en el transcurso del día hacen la repostería.

Según contó, el pasado miércoles le tocó hacer 50 tortillas palmeadas con queso.

“Yo siempre digo que las crisis son buenas porque realmente de toda tormenta te das cuenta que algo bueno puede venir si vos la afrontás con buena actitud y creo firmemente que ese fue nuestro caso, nos vimos con el negocio cerrado y dijimos: ¿y ahora qué comemos?”, explicó.

Ansiosa de regresar

Aunque las grabaciones de La Pensión se reanudaron, de momento la actriz no saldrá ya que los guiones se modificaron para que salgan menos actores.

Los nuevos capítulos de la serie La Pensión ya se empezaron a grabar bajo todas las normas de seguridad. Facebook
Los nuevos capítulos de la serie La Pensión ya se empezaron a grabar bajo todas las normas de seguridad. Facebook
Para apoyar este proyecto de Gallopintico las puede contactar 6227-4079/8518-9531 y seguir en Facebook o Instagram. Los quequitos están en 3500 colones y los enteros de pinto en 4 mil colones del que comen hasta cuatro personas.