Farándula

Adriano Núñez sobre su paternidad: “Mi hija sabe que somos una familia diversa”

Aunque Adriano nunca ha ocultado sus preferencias sexuales, la vida le mostró un camino para cumplir el sueño de ser papá

Una princesa llegó hace siete años a cambiar la vida del organizador de concursos de belleza y preparador de misses Adriano Núñez.

Hablamos de Samantha Stephania, quien se ha convertido en el motorcito del vecino de Cartago y una razón enorme para luchar cada día.

Aunque Adriano nunca ha ocultado sus preferencias sexuales, la vida le mostró un camino para cumplir el sueño de ser papá, algo que no desaprovechó y ahora disfruta de las bondades de esa decisión.

Núñez tiene la custodia de la pequeña, pero asegura tener una gran relación con la mamá de la niña y el esposo de ella; a diferencia de muchas familias que pasan agarradas del moño, él afirma que si algo le sobra a Samantha es amor.

En la semana de los papitos, les contamos la historia de Adriano y su bebé.

-¿Cómo describe la relación que tiene con su hija?

Somos una familia diversa porque somos diferentes a la mayoría, pero lo principal es que mi hija y los hermanos tienen mucho amor. Nos aprendimos a llevar bien, con el fin de que ellos estén pura vida.

-¿Cómo llegó lo de ser papá?

Mi historia es muy bonita porque es como un milagro para mí. Siempre quise ser papá, pero no se había dado, intenté adoptar, pero por no ser casado no se podía en el PANI, busqué otros métodos, pero durante el proceso aparecieron cosas extrañas, como que me quería vender chiquitos, vientres y más, no acepté porque quería todo fuera legal. Yo pienso que el amor no se puede comprar y ya me había dado por vencido, entendí que no era para mí y después llegó una amiga que me presentó a la que es la mamá de mi hija, ella me dijo que estaba dispuesta a tener un bebé conmigo y se dio.

-¿Cómo es la relación con la mamá de ella?

Es muy buena, mi hija vive conmigo desde chiquitita, yo la llevo a la escuela, a las clases de ballet, de inglés, de jazz y el fin de semana ella va a compartir con la mamá y los hermanos, que tiene tres. Incluso a ellos me los llevo a la playa y también comparto con ellos.

Yo estuve los nueve meses de embarazo cerca de la mamá, ella me daba la oportunidad de tocarle la pancita. Cuando se hizo la prueba de sangre y me dijeron que sí estaba embarazada casi me da algo, no pude estar en el parto porque nació muy rápido, pero todo siempre ha sido muy lindo.

-¿Cómo es la reacción de la gente al ver que el papá es el que tiene a la niña?

Ha costado, por ejemplo, en la escuela estoy en un grupo de padres donde soy el único papá, se toma con asombro y hacen más preguntas de la cuenta, pero yo les explico que tengo muy buena relación con la mamá, solo que mi hija pasa más tiempo conmigo. Somos una familia diferente, mi hija lo entiende y adora a su mamá y hermanos y a ella le sobra amor que es lo importante.

-¿Qué le ha enseñado la paternidad?

He aprendido a disfrutarlo y ella me ha traído más trabajo, más bendiciones y más amor y ha llenado algo que no llena una pareja, creo que solo el que lo vive, lo entiende.

También aprendí el valor de cosas más pequeñas que yo no veía, como el significado de un abrazo. En el ambiente que yo me desenvuelvo termina un concurso y no se le queda bien a nadie, entonces llego a la casa con aquella tensión y estrés y ella me recibe con un abrazo y se va todo.

-¿Le salió reina de belleza?

Sin yo quererlo porque pensaba que ella tenía que hacer lo que la hiciera feliz, es una minireina, siempre le encantó escoger la ropa, el baile y por eso está en jazz y en ballet. También le gusta modelar, ha hecho varios catálogos, uno de una marca de calzado que le gustó mucho la energía que tiene y le fascina chinearse, ir al salón de belleza, que le hagan las uñas y el pelo.

-¿Le ha tocado conocer una pareja suya?

Sí, yo llevo trece años con mi pareja y ella nació estando él. Se llevan superbién, se respetan, se quieren y ella ha crecido entendiendo, con toda la normalidad de la vida, que papá tiene una relación y mamá también. Tiene doble afecto por todo lado, incluso para las navidades nos reunimos y ahí estamos toda la familia completa.

-¿Por qué cree que a mucha gente que vive situaciones similares les cuesta tanto llevarse bien?

Yo creo que hay que ser tolerantes, buscar un punto intermedio y ceder en algunas ocasiones, dejar atrás el orgullo por el bienestar y felicidad de los hijos. No se nos debe olvidar educar desde la casa, mejor que sobre amor a que el hijo crezca solo o en medio de problemas.

-Lo importante es que sea un buen ser humano...

Mi hija ha aprendido desde pequeña a ser inclusiva, yo lo veo en la escuela, me cuenta que tal compañerito tiene esto o el otro y ella se hace amiga de ellos para poder apoyarlos.

-¿Qué planes tienen para el Día del Padre?

Vamos a hacer un almuerzo, ya casi que estamos todos vacunados y queremos reunirnos con mi papá, ahora no es momento de salir y disfrutamos mucho estar en la casa juntos.