Erick Quirós.30 noviembre
Alonso Solís dice que el agredido era él y no Debbie. Instagram
Alonso Solís dice que el agredido era él y no Debbie. Instagram

Alonso Solís habló en exclusiva con La Teja sobre las acusaciones que hace su esposa, Deborah Soto, por supuesta violencia doméstica.

El Mariachi dice que más bien él ha sido víctima de agresiones desde que empezaron la relación, pero que por amor decidió continuar e incluso casarse en dos ocasiones.

Solís afirma que su familia ha estado muy preocupada por la situación, ya que incluso, según él, Soto en algún momento lo llegó a amenazar de muerte.

Aquí la entrevista completa.

–¿Cómo ha estado luego de que salieron a la luz la denuncia por supuesta violencia doméstica que puso su esposa?

Muy triste, molesto, indignado. Nosotros ya presentamos la demanda de divorcio por agresión, nos vamos a ver en los tribunales (con Debbie) y vamos a demostrar, primero, que ella no tiene pruebas de infidelidad ni de agresión y yo sí las tengo, de todo lo que ella ha hecho; ella sabe que no le he tocado ni un pelo, por mi lado estoy tranquilo, tengo testigos, incluso, amigos de ella que saben que no está bien mentalmente, todos me lo dijeron, aunque ahora seguramente se van a quitar, la van a defender y no van a decir nada y lo que pasó el sábado fue como la extensión de todo lo que ha pasado en la relación.

–¿Qué fue lo que pasó?

He sido agredido constantemente, lo que pasa es que ¿cómo un hombre aquí en Costa Rica va a llegar a decir que lo agredieron? Es muy difícil para uno como hombre, mis hijas han visto agresiones, tengo amigos que han visto también, amigos de ella que también han visto agresiones físicas. La relación siempre ha sido de mucha explosividad de ella y yo respondiendo.

El sábado me di cuenta de cosas muy dolorosas de ella, que no quiero hablar y no puedo hacerlo, pero ella ha hablado mucho de Dios y de la fidelidad y de ser una mujer íntegra. Ese día le escribí molesto y le dije cosas, ella me respondió, por dicha estaba fuera de la casa, con miedo de que algo pasara agarré mis cosas y me fui porque ya ha sido mucho, hasta mi mamá ha llorado y me ha dicho que tiene miedo que ella me mate, porque es capaz de eso, a mí me escribió (Debbie) de que me va a pegar un balazo y ¿cómo dice uno eso? Para mí es difícil y más que yo soy figura pública, yo quería mantener el respeto por alguien que yo quiero, pero es imposible cuando la otra persona es inestable mentalmente.

Los mismos amigos me decían que la perdonara, que ellos sabían que ella tiene problemas, mis amigos se alejaron porque yo no podía hacer nada si no era con gente de ella o cuando ella quisiera. De los novios que tuvo siempre me habló pestes, incluso, a uno de los ex ella también le puso una denuncia por violencia doméstica y dice uno “que casualidad que con todos tuvo problemas”.

La pareja se casó el pasado 28 de julio. Instagram.
La pareja se casó el pasado 28 de julio. Instagram.

–¿Cómo se dio cuenta usted de eso?

Ella me lo comentó al principio de la relación, que había pasado por cosas muy difíciles y uno no sabía por lo que pasaba, ya después mi familia, mis hijas me decían que no podía estar con ella porque no está bien, yo por amor seguí, aguanté y hasta nos casamos, pero las cosas fueron de mal en peor.

–¿En qué momento vio que había esa inestabilidad?

Desde que éramos novios, empezó con celos, me decía cosas y yo pensaba que era vacilando, pero no, eso fue creciendo, yo le dije muchas cosas (ofensas) porque me dolió lo que me di cuenta de ella, decidí hacer eso y hacerme a un lado, por eso ella tomó como represalia hacer este circo que ha armado y ahora nos vamos a ver en los juzgados y cada uno presentará sus pruebas. Yo sé que hice y que no, así que estoy muy tranquilo porque la misma madre de ella me decía que Debbie tiene problemas, claro, ahora nadie va a decir eso, pero la mamá sabe que el día que ella me denunció yo estaba explicándole a la señora por qué yo no iba a poder seguir con la hija.

Es muy doloroso porque vamos a salir lastimados los dos, mi imagen está siendo manchada, estoy con un sicólogo porque salir a la calle es muy difícil, a mí me sacaron de Conexión, con los compañeros de VIS10N también hablé.

–¿También se va a separar de VIS10N?

Sí, me voy a hacer a un lado esperando a que todo se calme, pero es muy difícil porque me están quitando mi trabajo, el poder hacer lo que uno hace y ella me lo dijo: “me voy a cagar en lo que usted gana plata” y yo creo que eso en mucho es ser mala gente y malagradecida porque ella creció mucho desde que está conmigo y eso debería de agradecerlo porque ahora tiene carro del año y pregunte ¿quién dio la prima de eso? Es muy doloroso, yo no quería hablar, pero tengo que hacerlo.

Pueden preguntarle a Amalia Benavides (exesposa) que es una señora, con clase, para que le diga si yo soy agresor y también le puede preguntar a mi abogado, que es el hermano de ella (Carlos Benavides) porque él sabe que no soy lo que dicen. Sí me enojé, nos dijimos de todo pero eso nunca le he tocado un pelo.

–¿Usted me puede decir a mí y a la gente que lo sigue que nunca la agredió?

Yo no le he tocado un pelo y ella sí me ha pegado a mí, tengo testigos y lo vamos a demostrar. Lástima que los amigos de ella no se van a atrever, pero ojalá que si ven esta entrevista y son honestos y gente de bien que digan que vieron cuando me pegaba, cuando se me tiraba encima.

–¿Podemos mencionar a alguno de ellos?

No, porque son amigos de ella y no quiero dañar la imagen, que se vean expuestos porque no tienen por qué, pero si en su momento ellos pudieran, ellos saben y la vieron pegándome un puñetazo, mis hijas también, mucha gente en lugares públicos también.

–Hace un tiempo se dio un problema en el parqueo del restaurante Denny’s, cuando eran novios, donde también se habló de agresión, ¿por qué decidieron seguir si ya pasó eso?

Como dice mi papá: “uno no escarmienta en cabeza ajena”. Yo lo sabía, todos mis amigos se alejaron, adopté amigos de ella que son muy buenas personas, pero yo por amor decidí seguir, a veces ella llegaba y se me tiraba encima y yo me iba de la casa unas tres horas y cuando volvía ella estaba pidiéndome perdón, que no quería ser así. Era algo que uno no quería, pero que tampoco me sorprende porque lastimosamente uno quería que todo funcionara, pero no se puede cuando uno se levanta con alguien pegándote un puñetazo o patadas porque se soñó que yo estaba hablando con una muchacha.

–¿Y usted ha respetado el matrimonio?

Yo no he fallado, no le he tocado un pelo, soy honesto que le dije un montón de cosas, muy molesto y ella también a mí, incluso me dijo que me iba a pegar un balazo.

–¿Usted tiene ese mensaje?

Yo todo lo tengo, es más, se lo voy a enviar de una vez a mi abogado que lo tengo a la par.

–¿Ha intentado conciliar?

No, la verdad es que no quiero, estoy muy dolido por lo que ella hizo y por la forma en que ha actuado para hacer daño, en este país es muy fácil decir que hay violencia doméstica y a uno no le preguntan nada (al hombre) y queda manchado por la sociedad entera, yo no puedo salir ahorita a ningún lado porque todo mundo me señala.

–¿Ya le ha pasado?

Por supuesto, es muy feo, muy duro y me está causando muchos problemas, me echaron de Conexión, en VIS10N ya no puedo ir hasta nuevo aviso, es todo perder y perder y más allá de la plata estoy perdiendo la imagen que tengo. No me extraña de ella porque alguna vez me dijo que yo era un “desletrado” y yo le dije que sí, pero que mi educación era diferente, eso no se aprende en el colegio ni en la universidad sino que se lo enseña la familia y muy feo hablar de esto, pero es inevitable.

–¿Qué dicen sus papás de todo esto?

Están muy dolidos porque ven que no ha habido agradecimiento, que no es la persona que pensábamos que era, tiene una manera de hablar de Dios impresionante, pero a la hora de la hora hace cosas que no van acorde a cómo debe ser una mujer de Dios, pasa también porque la mamá habla bonito de Dios, pero decirlo es una cosa y hacerlo es otra.

–¿Cómo se imagina que va a terminar todo esto?

Yo quiero que la gente sepa la verdad, la relación ha sido atropellada, en la cual siempre he sido agredido, pero yo no iba a decir eso, porque es muy difícil en este país, pero quiero que sepan que no le he tocado un pelo, nos dijimos de todo, sí, es cierto y vamos a ir a los tribunales y que sea lo que sea.

–¿Se arrepiente de no haber hablado de las agresiones en el momento que pasaron?

Totalmente, porque sale uno como el perjudicado, yo sé que voy a salir bien librado, pero el daño es muy fuerte.