Erick Quirós.Hace 5 días

¿Qué le parecería escuchar a Kurt Dyer cantando la pieza “El Sarpe” de Toledo al ritmo de reggae? ¿O a Toledo haciéndole coros a una pieza de rock? ¿Se imagina también escuchar a Pato Barraza echándose una ópera al lado de Joaquín Yglesias?

Estas combinaciones tan extrañas cobran vida gracias a la aplicación de alquiler de bicicletas OMN1 Costa Rica, que ha logrado, en los últimos días, sacar a los ticos del estrés y del aburrimiento causado por la cuarentena del coronavirus.

Se trata de las OMN1 sessions, las cuales son parte de sus obras de labor social y que son una especie de chivo muy cortito en el que se juntan dos artistas nacionales de diferentes géneros, que posiblemente nunca iban a estar juntos sobre un escenario. Lo mejor de todo es que el resultado es bastante vacilón y muy entretenido.

Durante esta semana han soltado los videos y están gustando mucho por lo novedosos que resultaron.

“Además del tema de la salud por el coronovirus, está el aspecto de lo mental y lo emocional, ya que mucha gente sufre por estar metido en la casa, entonces se nos ocurrió sacarle provecho a eso y hacer algo diferente. Vimos que mucha gente transmite en vivo por Instagram y por eso dimos un paso adelante al hacer crossovers (mezclas) y el resultado ha sido excelente”, mencionó Karla Murillo, encargada de mercado de la empresa.

Toledo y Kurt se conocían desde hace años y se volvieron a encontrar. Cortesía.
Toledo y Kurt se conocían desde hace años y se volvieron a encontrar. Cortesía.

Los videos se pueden ver desde hace varios días en el canal de YouTube de la compañía, hay un estreno cada día a las 7:30 p. m. Lo mejor de todo es que los visitantes a la página pueden sugerir a cuáles artistas les gustaría ver juntos.

También hay un parte de estilo de vida saludable con consejos de chefs, yoga y entrenadores personales, estos se publican a las 10: 30 a. m.

Las grabaciones con los artistas se hacen en un estudio que cumple con todas las normas de higiene y los cantantes se ponen de acuerdo sobre los temas que van a presentar si acaso unos 20 minutos antes de empezar. Todos tienen que llegar solos.

“Ha sido muy lindo y hemos quedado muy satisfechos porque demuestra el talento y la versatilidad que tienen los artistas nacionales al salirse de su zona de confórt. Además, es parte del apoyo que damos a este gremio porque fueron los primeros afectados por todo esto al quedarse sin trabajo cuando se prohibieron los eventos y se cerraron los bares”, agregó Murillo.

Por su parte, Toledo comentó que la experiencia estuvo tuanis y que este tipo de mezclas se dan solo si hay talento.

“Música es música no importa el género, cuando hay buena vibra todo fluye. Nos juntaron y vacilamos, el con lo suyo y yo con lo mío y todo es fusión, hay gente que dice que la salsa no va con el rock, pero igual se puede fusionar si es música y si se tiene el talento”, agregó el negrote, quien asegura que quedó muy satisfecho con el resultado.