Redacción .16 mayo

El cantante Balerom les dejó un mensaje claro a las personas que piensan que es un drogadicto y un gran fiestero.

Por medio de una foto en la que se le ve montando un buena ola, dijo que se pega sus pachangas, pero surfeando.

Balerom se la juega como un profesional. Foto. Facebook, por: Sandino.
Balerom se la juega como un profesional. Foto. Facebook, por: Sandino.

“Para los chismólogos quienes en muchas ocasiones han comentado lo ‘drogadicto’ y fiestero que supuestamente soy, mis fiestas son en el mar... pero para poder asistir a esas fiestas se requiere disciplina, buena alimentación, ejercicio diario, consistencia, perseverancia, armonía y gratitud”, contó en redes.

Agregó que le ha costado mucho lograr subirse en una tabla, algo que le genera gran alegría.

02/3/2019, Concierto con Evolución, Teatro Popular Melico Salazar, San José Tras varios años de ausencia en los escenarios, el trío Evolución presentó en el Teatro Popular Melico Salazar el espectáculo San Valentontín. San Valentontín pretende despertar memorias , estrechar corazones, pero sobre todo reunir mediante la música la energía de muchas personas que se sienten por una u otra razón parte del grupo. Evolución es: Balerom, voz y guitarra; Modo en el bajo y Wash en la batería Músicos invitados: Santos Gassiebayle, guitarra; Felipe Damazzio en los teclados; Davis Vargas en la percusión y Yeromy Ávila, coros En la imagen: Baleron Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo
02/3/2019, Concierto con Evolución, Teatro Popular Melico Salazar, San José Tras varios años de ausencia en los escenarios, el trío Evolución presentó en el Teatro Popular Melico Salazar el espectáculo San Valentontín. San Valentontín pretende despertar memorias , estrechar corazones, pero sobre todo reunir mediante la música la energía de muchas personas que se sienten por una u otra razón parte del grupo. Evolución es: Balerom, voz y guitarra; Modo en el bajo y Wash en la batería Músicos invitados: Santos Gassiebayle, guitarra; Felipe Damazzio en los teclados; Davis Vargas en la percusión y Yeromy Ávila, coros En la imagen: Baleron Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo

“No muestro esta foto para presumir porque ni siquiera me creo bueno y surfeo con maes que sí lo son. Entonces estoy bien ubicado. Muy pocas fotos me han tomado y esa está bonita. Detrás de esa foto hay 33 años de sacrificios invisibles, colerones, como 100 puntadas de costura sobre mi cuerpo, costillas quebradas, cicatrices por todo lado, la pérdida de mi oído derecho, pensar que iba a morir ahogado, sustos, riesgos, tablas partidas, adrenalina, ¿y la recompensa? Satisfacción personal, paz, buenos amigos y un reto por lo que me queda de vida”, afirmó.

Nos alegra mucho que esté enfocado en hacer deporte, pues sabemos que muchos artistas es en lo menos que piensan.