Farándula

Bismarck Méndez llega a la media teja y cuenta qué le prohibió su esposa

El presentador de De boca en boca dijo cuál es su secreto para verse así de joven y musculoso

Escuchar este artículo

Bismarck Méndez está este lunes de manteles largos y, aunque no parece, cumple media teja.

El presentador de De boca en boca asegura que no se siente viejo y contó cuáles son parte de sus secretos para verse así de musculoso y siempre joven.

El Patacón también recordó cuál fue uno de sus mayores sueños, que lo terminó encaminando en el modelaje, la actuación y la tele.

Esto fue lo que nos contó uno de los musculosos más queridos del país:

- ¿Cómo se siente al saber que ya llega a la media teja?

¡Puña! Vos sabés que uno se vuelve un poco nostálgico, porque no sé por qué, pero siento yo que a mucha gente seguro le pasa, y uno se pone a repasar la vida, se va para atrás un ratito para ver qué cosas ha hecho, qué ha hecho bien, en qué se la ha pelado, en qué debió tomar otra decisión. Vas para atrás y analizás un poquito todo eso y, diay, después hacés como una sumatoria y decís: ‘no lo he hecho tan mal, me la he ido jugando’, entonces, vieras que me ha dado por eso.

- ¿Es de los que le da la famosa crisis de la edad?

No, no. Me dio más cuando cumplí 40, me pegó más. Me dije: ‘¡ay, Bis, 40. Qué duro! Ahora no, con 50 siento que uno está más maduro, que toma mejores decisiones.

- ¿Se siente pleno a esta edad o le faltan sueños o metas por cumplir?

He logrado cumplir muchísimos sueños, aunque me quedan muchos, porque yo soy de los que piensan que uno no debería decir que ya cumplió todos. Uno siempre debe de tener sueños o metas por cumplir, porque eso aviva el alma y la da mucha energía y hace que uno siga soñando y que se siga imaginando cosas buenas en la vida de uno y de los demás que uno quiere.

- ¿Cuáles sueños ha logrado cumplir en estos 50 años?

Yo tenía sueños desde pequeño, uno era jugar en primera división, jugué muchos años básquet y en primera, y eso me dio la posibilidad de sacar varias carreras. Soy licenciado en Administración de Empresas con énfasis en Mercadeo y Finanzas, estudié Ingeniería Industrial, también estudié Terapia Física y después estudié un poquito de actuación, que es lo que la mayoría conoce.

Después empecé haciendo anuncios, que fue cuando empecé a actuar y yo solo decía: ‘¡qué bonito que lo llamen a uno para una película!’, y ¡pum!, se vino una película aquí y después, ¡pum!, se vino una para (ir a) Canadá o después cuando me llamaron para hacer un documental para Inglaterra o una película para Estados Unidos. Ese tipo de cosas yo nunca las soñé. Después hacer muchísimo teatro y trabajar en la televisión.

El tener mi negocio propio y ahí está el gimnasio True Fitness (ubicado en Rohrmoser) desde hace 15 años y en la parte familiar que toda mi familia esté bien, que mi esposita (Guiselle Espinoza) y mi hija (Luciana) estén bien. Tener a mis amigos, que son de toda la vida, conmigo, son muchas cosas, que al final lo que me demuestran es que he tratado de hacer bien las cosas.


—  Va para 13 años de casado y su hija cumplirá 18 años

- ¿Qué sueños le faltan por cumplir?

Ahora voy para el Mundial de Catar con el canal y nunca había ido a uno, entonces, eso me tiene ilusionadísimo. Ahora quiero hacer un viaje con mi esposa y con mi hija, que nunca hemos viajado los tres juntos, pero eso será después del Mundial. Esas cosas como que me tiene muy ilusionado, como el pasar tiempo con mi mamá, con mi papá, sobrinos, todo ese tipo de cosas siempre me ilusionan muchísimo.

- ¿Cuál va a ser su participación en el Show del Mundial?

Me toca ser el tico común y corriente que anda en Catar, que va a allá a pulsearla y que no tiene mucha plata, sino que tiene el presupuesto ajustadito y dice: ‘bueno, ¿qué me puedo comprar?, ¿cómo me puedo transportar?, ¿qué tour puedo hacer y cómo los puedo hacer?, ¿cómo es comprar en el súper allá?’, esa es una parte de lo que me tocan a mí.

- ¿Cuál siente que ha sido la clave para mantenerse así de saludable a los 50?

No sé, la disciplina, será. Desde que estaba en la escuela fui muy disciplinado para jugar básquet y durante todo este tiempo siempre ha estado el deporte en mí y ese es uno de los tantos secretos que les puedo decir que a mí me han ayudado.

-¿Quién lo hizo inclinarse por el básquetbol?

Mi tío Héctor McDonald fue jugador de básquet de primera división y él nos llevaba a los partidos, ahí nació mi pasión por el básquet desde los 10 años. En la escuela García Monge, de Desamparados, quedamos subcampeones nacionales cuando yo estuve. Por jugar básquet me daban becas, por eso estudiaba y me daban viáticos y con eso me la jugaba.

Gracias al básquet es que me contrataron para ir a hacer mi primer anuncio, porque ocupaban jugadores de básquet y alguien me dijo que fuera a hacer el casting y eso fue en 1990, hace 32 años.

- ¿Sigue jugando?

Por eso me reventé el tendón de Aquiles ahora, por andar jugando básquet, y ya hasta ahí llegué, ya no más.

- ¿Ya no puede volver a jugar?

¡Ya no me dejan! ¡Mi esposa me mata y los del canal también! Yo estaba jugando Maxibaloncesto (categoría de 35 años para arriba) con el equipo de Grecia, pero, ¿quién me tiene? Es que ya se me había reventado el otro hace seis años antes de Dancing y Dancing fue la prueba de que sí podía bailar, entonces también podía volver a brincar y hacer de todo, pero gracias a Dios ya estoy bien.


—  Nació el 8 de agosto de 1972

- Sinceramente, ¿se siente viejo al llegar a 50 añotes?

No, para nada. De verdad y de corazón no me siento viejo. La salvada es que no lo aparento, pero bueno, ya estoy lleno de canas, pero como dicen: canas arriba, ganas abajo (risas).

- Cuando va a visitar a su hija a México, ¿qué tal la reacción de la gente al verlos juntos?

Uff... Es lo más pacho (risas), porque yo ando con mi hija y la gente se me queda viendo como diciendo: ‘¡qué sátiro este mae!’, y ya cuando oyen: ‘papi, venga acá', ya dicen: ‘aaah.. es...’, eso es parte dé.

- ¿Cuál es ese regalo que piensa darse?

No he pensado en eso, por lo general no me compro algo para mí. Lo importante es que tengo salud, tengo a mis papás bien, a la gente que me quiere bien, entonces, a mí lo material ya no, la madurez te da eso.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.