Farándula

Concierto de Christian Nodal fue una pesadilla para muchos asistentes

Según varios asistentes, el aforo en la gramilla fue sobrevendido, hubo peleas, personas asustadas y gente que se salió por miedo a ser estripada

El esperado concierto de Christian Nodal en el Estadio Nacional de este sábado resultó ser casi una pesadilla para algunos.

Según varios asistentes, el aforo en la gramilla fue sobrevendido, hubo peleas, personas asustadas y gente que se salió por miedo a ser estripada.

Eso fue lo que vivió doña Ana Soledad Arroyo, de Purral de Goicoechea y quien fue al concierto como parte del regalo de cumpleaños que le dio una hija.

Doña Ana fue acompañada de su hija, unos sobrinos, dos de sus hermanas y amigas; todos pagaron para estar en gramilla, que costaba 35 mil colones.

Cuando llegaron al Nacional, intentaron colocarse en el centro de la localidad para disfrutar mejor el espectáculo.

“Cuando estábamos en el centro vimos que era demasiada la gente, nos empezaron a empujar, hubiera o no campo la gente se metía. Una amiga se molestó con un muchacho porque la empujó muy feo y mi sobrino estaba agarrado con otro. Decidimos salirnos de ahí porque nos iban a estripar de tanta gente que había, era algo exagerado la cantidad de personas que había”, aseguró.

La señora y algunos de sus acompañantes lograron salir y acercarse a la zona VIP para ver el concierto al menos en las pantallas.

En ese momento vieron a un montón de gente que salía corriendo, desesperada por lo que pasaba en gramilla.

“Vimos que entraban ambulancias con camillas y mejor nos salimos del todo del estadio porque sentíamos mucho miedo; no solo nosotras salimos, también un montón de gente más se iba, pero el problema es que a como salíamos veinte entraban cien y no había espacio para que se metiera tanta gente”, agregó.

Durante la salida vio algo que le partió el corazón y la estresó más.

“Había una señora llorando porque estaba muy preocupada por que ella sí pudo salir, pero los hijos se le quedaron adentro. No supe qué edades tenían, pero eso me preocupó muchísimo porque mis hijas y las otras personas con las que fui seguían adentro”, afirmó.

Doña Ana intentó hablar con sus familiares pero no tenían señal celular y no le quedó más que ir al bar República, frente al estadio, a esperar que salieran y, por lo menos oír algo del concierto por el que pagó.

Cuando por fin logró conversar con su hija, esta le contó que ante el miedo que tenían, tuvieron que hacerse metidas al área VIP.

“Ellas le suplicaban al guarda que les abriera y él no dejaba, entonces mi sobrina le metió una patada al portón y las terminaron de dejar entrar porque las iban a aplastar. A la otra hermana mía no la dejaban pasar y ella le lloraba al guarda que por lo que más quisiera no la dejara ahí porque ya toda la familia había podido pasar”, comentó.

Lo confirman

En redes sociales hay muchos comentarios que confirman lo que vivieron doña Ana y su familia.

En la página especializada de conciertos Backstage Magazine hicieron una publicación preguntándole a la gente qué le pareció el chivo y los comentarios fueron durísimos.

“El peor concierto al que he asistido. Nunca entendí lo que dijo Nodal. Pésimo sonido. Pagamos VIP para estar cómodos y de repente entró una estampida de cientos de personas que invadieron la locación. Seguridad nula. Nadie hizo nada. La gente sobre las sillas”, dijo una señora llamada Xinia Salas Morales.

“Les abrieron a gramilla porque se estaban estrujando…. Eran demasiados y tuvieran que liberar presión”, le respondió otra de nombre Erika Herce.

“De los peores conciertos a los que he ido en el Estadio Nacional, en gramilla no cabía la gente, se excedieron con la venta de entradas en esa zona, un peligro completo, muchas personas asustadas, empujándose y desesperadas por salir de esa zona. Hasta que la organización vio el caos que se venía decidieron abrir gradería sur con una pésima vista y el sonido fatal, perfectamente hubiera llenado el estadio Nodal y no hacen ese tan mal acomodo. Lástima por el artista, pero qué pésima organización”, comentó Jazmin Zamora Vega.

La Teja consultó con la gente de prensa de la organización del concierto y respondieron que nos ayudarían a localizar a alguno de los empresarios encargados.

Recordemos que este domingo es el otro concierto por lo que los que vayan a ir deberán llegar preparados por aquello de que se repita el caos.

Erick Quirós

Periodista de espectáculos con experiencia en coberturas deportivas. Trabaja en Grupo Nación desde el 2013.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.