Farándula

Conozca al rapero que se robó el corazón de Megan Fox

Pareja lleva poco más de un año jalando, tiempo suficiente para dar mucho de qué hablar y mostrar su pasión

Colson Baker es un rapero y actor estadounidense conocido como Machine Gun Kelly, pero la mayoría lo conoce por ser el novio de la espectacular actriz Megan Fox.

La pareja lleva poco más de un año jalando, tiempo suficiente para dar mucho de qué hablar y mostrar su pasión y excentricidad.

En la última semana se robaron todos los titulares al llegar a la alfombra roja de los premios MTV Video Music Awards 2021. Ella usando un vestido ajustado y transparente, que dejaba ver sin problemas el cuerpazo que se maneja y él luciendo un traje rojo metálico brillante y con perlas incrustadas en su rostro.

Como ya es costumbre, a la pareja le da lo mismo lo que digan de ellos y en medio de las cámaras se dan besos y realizan toqueteos pasados de tono.

Ese día la pareja protagonizó una bronca con el peleador de la UFC Conor McGregor, quien le tiró un refresco encima y buscó sonárselo. El luchador dice que no tiene idea quién era el cantante, solo sabía que andaba con Megan Fox. Al parecer Conor se encachimbó cuando les pidió una foto y estos se la negaron y le echaron encima a sus guardaespaldas.

Un locazo.

Muchos quieren saber quién es el suertudo que anda con Megan, se trata de Machine Gun Kelly, nombre artístico que hace referencia al ladrón George Kelly, quien en algún momento fue el bicho más buscado por la policía de California y San Francisco.

Su carrera como cantante inició en 2012, con su álbum debut “Lace Up”, que rápidamente se colocó en el gusto de la audiencia norteamericana.

En 2014 actuó en la película “Beyond The Lights”, en el papel de Kid Culprit. En 2015 también lanzó el disco “General Admission”, del que se desprenden éxitos como “Till I Die”, y en 2016 regresó al cine con filmes como “Viral”, con temática de zombies, en la que interpretó al rapero CJ, y de igual modo en “Punk’s Dead: SLC Punk 2”, donde tomó el papel de Crash.

Entre sus colaboraciones se encuentran una con Camila Cabello, en la canción “Bad Things”.

En 2017 lanzó el álbum “Bloom”, en el que contó con colaboraciones de artistas como Ty Dolla Sign, y un año después, en 2018, lanzó su EP “Binge”.

La historia de la pareja comenzó en 2020, año en que ambos aparecieron juntos en unas imágenes que fueron difundidas. Los tortolos actuaron en el filme “Midnight is Switchgrass”, donde al parecer nació el amor.

Megan había estado junto a Brian Austin Green desde hacía 15 años, se casaron y tuvieron tres hijos, pero ese 2020 salió a la luz que desde finales del 2019, Megan había solicitado el divorcio, pero siempre enfatizó que habían quedado en buenos términos.

El 16 de mayo del 2020, llamó la atención un post de Brian en Instagram, en el que aparecía una mariposa y un mensaje que luego se entendería.

“Eventualmente las mariposas se aburren de estar en la misma flor por mucho tiempo. Empiezan a sentirse sofocadas, es un gran y enorme mundo y quieren experimentarlo”, escribió.

Cuatro días después, el 20 de mayo salió a la luz la pieza “Bloody Valentine”, el video del rapero en el que aparecían el cantante y Megan Fox haciendo el papel de una pareja, incluso con escenas de cama incluidas.

Meses después, su relación se oficializó y ambos comenzaron a compartir fotos juntos. Actualmente el artista tiene 30 años y Megan 35.

En mayo de este año aparecieron juntos en los Billboard Music Awards 2021, ella llegó casi que chinga, con un traje negro transparente que dejaba ver más de la cuenta, mientras que su novio llegó con todo el pecho abierto, con la lengua pintada de negro. Ese día llegaron calenturientos, porque en ningún momento dejaron de tocarse, incluso en la entrepierna.

Recientemente la actriz confesó que estuvieron en nuestro país para participar en un ritual indígena donde, según ella, probó la ayahuasca, una bebida alucinógena hecha con plantas que crecen en el Amazonas, una experiencia que describió como ir al infierno.

A pesar de su estilo rebelde, el cantante ha tenido muy lindas palabras sobre su novia.

“No sabía lo que era el amor hasta que la vi a los ojos. En ese momento fue pensar ‘¡Wow!’ Esta es la primera vez en la que puedo abrirme al amor y a ese tipo de cosas. De ninguna manera estaba dispuesto a creer que algo como esto pudiera existir”.

Y sin miedo a las declaraciones románticas, hasta confesó que lo suyo con Megan fue “amor a primera vista”.

Claro que para Machine Gun Kelly no todo es perfecto. Como es de esperar, la popularidad de su pareja lo llevó a convertirse en objetivo de las cámaras, y por ese motivo sufre mucho el alto nivel de exposición que recibe.

Sobre ese tema, el músico contó: “Mi casa no tiene protección, y eso ahora es un verdadero problema. Todos saben donde vivo, entonces yo me encontraba viviendo una vida supernormal, y de golpe ahora mi casa está todo el tiempo rodeada de paparazzis”.

Ni modo, esos son los sacrificios a la hora de andar con Megan, pero sin duda los beneficios deben ser reconfortantes.