Silvia Núñez.10 diciembre, 2019
La demanda fue presentada semanas atrás por parte del delantero. Archivo
La demanda fue presentada semanas atrás por parte del delantero. Archivo

El jugador de fútbol Cristhiam Lagos Navarro denunció penalmente a siete empresas, entre ellas a Repretel y al programa radial Pelando el ojo, por el uso inadecuado de su imagen.

El delantero contó al programa Fútbol x dentro de Tigo Sport que tomó la decisión de presentar la demanda por sus hijos, quienes han venido sufrido de burlas y ataques por parte de sus compañeros de la escuela y el colegio por las imitaciones y burlas que han hecho de él en varios medios de comunicación.

Según explicó a dicho canal la abogada del delantero, Lilliana Alfaro, la demanda fue presentada en contra Representaciones Televisivas Repretel, Central de Radios, el periodista Norval Calvo, el programa Pelando el ojo y en contra de algunas marcas patrocinadoras del espacio radial de Monumental donde se imita al futbolista.

En Pelando el ojo hacen imitaciones de su voz y de su imagen en la página web del programa. Cortesía.
En Pelando el ojo hacen imitaciones de su voz y de su imagen en la página web del programa. Cortesía.

La causa está basada en los delitos de propiedad intelectual, derechos constitucionales y derechos de imagen, pues Lagos asegura que en ningún momento se le pidió permiso para hacer uso de su imagen para estos programas ni videos promocionales.

En total está pidiendo 1.400 millones de colones por el daño moral causado a su persona, sus dos hijos y su esposa.

“Yo más que todo estoy tomando la decisión por mis hijos que han recibido mucho bullying, tanto en la escuela como en el colegio porque, sinceramente, de mi parte puedo decir que me resbala un poco, pero yo creo que han agarrado mi nombre para muchas cosas y a parte de eso, crean caricaturas, muñecos, de todo han hecho para hacer cosas que uno no dice”, dijo el ahora delantero de Turrialba, en Liga de Ascenso.

Están cobrando por su imagen

Su abogada alega que otro punto es que las empresas demandadas han cobrado dinero por el uso inapropiado de la imagen de su cliente.

“Estamos hablando de derechos humanos, estamos hablando de los derechos de la personalidad, estamos hablando de los derechos de imagen de la voz, la caracterización, el nombre, es un montón de derechos que en estos momentos la opinión pública tiene que conocer, que por cada segundo de uso de imagen de Cristhiam se ha cobrado”, dice Alfaro en la nota del canal deportivo.

El jugador dice que sus hijos son los más afectados. Foto: Eyleen Vargas
El jugador dice que sus hijos son los más afectados. Foto: Eyleen Vargas

En el programa Pelando el ojo es el imitador Gustavo Hernández quien simula la voz del deportista; sin embargo, él no está incluido en la demanda.

“Tenemos una serie de patrocinadores que fueron buscados específicamente para que patrocinaran los videos de Cristhiam Lagos, son varias empresas que aparecen promoviendo esto y como ustedes saben a la hora que se pone un patrocinador en Youtube es por tiempo indefinido”, explicó la abogada.

En la nota de Tigo sale el hijo del delantero llorando afligido porque dice que ha sufrido al ver los memes que han hecho de su padre y que a veces prefiere no ir a la soda de la escuela para evitar que lo molesten.

No ha visto nada

La Teja conversó con Norval Calvo, director de Pelando el ojo, e indicó que hace cerca de un mes se enteró de la demanda en su contra, pero que no ha tenido tiempo de leer la acusación.

El periodista e imitador indicó que todo lo está dejando en manos de la firma de abogados que contrató Repretel para el caso.

“La demanda no la he leído, le soy honesto. Eso lo tiene el abogado Carlos Hernández, él es el encargado y yo no puedo hablar del caso”, mencionó Calvo.

Norval Calvo asegura que no le ha prestado atención a la demanda. Foto: Diana Méndez
Norval Calvo asegura que no le ha prestado atención a la demanda. Foto: Diana Méndez

Norval señaló que cuando se enteró de la denuncia lo que le dio fue risa porque no podía creer que quieran sacar provecho económico de algo así tanto tiempo después.

Le enviamos un correo a Hernández para conocer la posición de Repretel con respecto a este hecho, pero al cierre de edición no hubo respuesta.

Cabe recordar que en marzo anterior Repretel fue condenado a pagarle ¢70 millones a Eugenia Cartín por lesionar su imagen al divulgar una imitación suya en las transmisiones de toros de fin y principio de año del 2017.