Redacción .10 enero

He estado saliendo por nueve meses con una persona. Yo le presenté a mi familia y a mis amigos, pero él dice que no quiere nada serio. A mí me llama la atención porque hablamos todos los días, salimos con frecuencia, hacemos casi todo juntos, pero no quiere nada formal, porque dice que su ex lo dañó y dejó de creer en el amor. Cuando le planteo que se dé una oportunidad, él dice que lo estoy presionando, pero si le digo que no quiero nada, me habla de amor. No sé si debería darle más tiempo.

Rafael Ramos, sicólogo. Foto: Archivo GN
Rafael Ramos, sicólogo. Foto: Archivo GN

1. Uno de los criterios que se debe tomar en consideración para establecer un vínculo afectivo es que la persona tenga a nivel de su historia personal una clara y firme convicción para estar en una relación de pareja. Cuándo se está con alguien que hoy quiere y mañana no, se está frente a una curva de inestabilidad y crea factores del pronóstico reservado.

2. Usted es la que decide si continúa o no, pero lo cierto es que una persona debe tener claro el porqué de una relación, procurar estabilidad emocional, tener capacidad de compromiso, establecer una estructura de comunicación que le permita clarificar objetivos y estar dispuesto a asumir un proyecto de vida en pareja, de lo contrario todo se complica.

3. Cuando en el amor se omiten datos de inestabilidad o de falta de compromiso se abre la posibilidad de estar siempre sujeto a los caprichos emocionales de otra persona, que no sabe lo que quiere. Este tipo de relaciones dejan huellas de dolor y de complicación.

4. Ustedes tienen que tener muy claro por qué se quieren y si alguno de los dos no logra definirlo, entonces, tienen un intercambio de emociones en diferentes situaciones que crea momentos buenos y malos, siendo la inestabilidad la norma de la relación. Por tanto, esto se aleja del concepto de pareja, ya que la inestabilidad es la constante y desde esta perspectiva, la funcionalidad de una relación se torna profundamente relativa.