Silvia Núñez.5 diciembre, 2019
Yazmín contó que poco a poco ha ido recuperándose de la operación y que está muy feliz con sus glúteos naturales. Instagram
Yazmín contó que poco a poco ha ido recuperándose de la operación y que está muy feliz con sus glúteos naturales. Instagram

La exmiss Costa Rica Yazmín Morales ya regresó al país luego de pasar cuatro semanas en Barranquilla, Colombia, donde tuvo que viajar de emergencia para operarse los glúteos, luego de descubrir que le habían inyectado biopolímeros en el 2009 y que este líquido poco a poco la estaba matando por dentro.

La exmodelo contó a La Teja que desde que decidió hacer público su caso y poner en evidencia, principalmente en sus redes sociales, a las clínicas y doctores que aparentemente están inyectando este tipo de producto de manera ilegal se ha ganado más de un enemigo.

De hecho, hace pocos días recibió una amenaza por parte del dueño de una clínica estética por advertir a la población que ciertos procedimientos estéticos no son realmente como los pintan en las campañas publicitarias.

Además, está planeando reunirse con decenas de mujeres que al igual que ella fueron engañadas al hacerlas creer que era ácido hialurónico lo que estaban metiendo en su cuerpo.

– ¿Cómo se ha sentido después del proceso de recuperación tras la cirugía?

Pues bastante bien dentro de lo que cabe después de una cirugía tan agresiva, tan grande. Llegué el jueves (28 de noviembre) y he sentido un poco de dolor porque me ha tocado salir a hacer algunos mandados urgentes y aún me duele el sentarme.

4 de noviembre la operaron

– ¿Qué tratamientos médicos debe seguir ahora?

Tengo que estarme tomando unos medicamentos, pero también hacerme unos exámenes postoperatorios que esos me los voy a hacer aquí. Me tienen que ver cómo va la cicatriz, trabajarla con láser y creo que me tienen que hacer algunas infiltraciones porque todavía hay algo de líquido.

–¿Qué otras recomendaciones tiene que seguir?

Ya la cicatriz está totalmente cerrada y sana. Lo que duele es el glúteo en sí, por la cicatrización interna que se va dando y por ese líquido que todavía hay que ir sacando poco a poco para que la piel se pegue completamente al músculo. Por el momento tengo prohibido hacer ejercicio, que es la locura mía. Ni siquiera puedo salir a caminar, me dijo la doctora.

“Quiero que las niñas y jóvenes entiendan que hay que amarse como uno es. Ahora con las redes sociales uno se deja influienciar mucho, pero no hay perfección, ninguna mujer es perfecta”, Yazmín Morales
Ya la cicatriz la tiene completamente cerrada por eso la doctora colombiana la dejó regresar al país. Instagram
Ya la cicatriz la tiene completamente cerrada por eso la doctora colombiana la dejó regresar al país. Instagram

–¿Cuánto tiempo le dijo la doctora que le faltaba para volver a su vida habitual?

Por lo menos dos meses más tengo que esperar para hacer ejercicio y ya en unos seis estaría mejor de la cicatrización y más parejo todo. Después tengo que hacerme otra resonancia para ver cuánto producto quedó en el cuerpo, porque ninguna operación logra sacar el cien por ciento de los biopolímeros. Con ese mínimo porcentaje que a uno le queda me dice la doctora que ya no corro el peligro de morir.

–Usted no ha parado de compartir videos y fotos de todo lo que ha tenido que pasar y de señalar clínicas donde presuntamente hacen este tipo de procedimientos estéticos de forma ilegal. ¿Esto le ha traído problemas?

Sí, hace poco recibí una amenaza del dueño de una clínica muy famosa, que ha sido denunciada por varias mujeres por mala praxis, pero de eso prefiero no hablar de momento por recomendación de mi abogado.

De que me he ganado enemigos me los he ganado. Es que yo no tengo temor a exponer verdades.

“Yo subo videos prácticamente desnuda para mostrar cómo va el proceso y no he recibido un solo comentario vulgar y eso me llama poderosamente la atención. En eso me he ganado un respeto que ni yo me imaginaba”, Yazmín Morales
Yazmín dice que encontró un ángel en Colombia porque la doctora Ivonne Bernal le salvó la vida. Instagram
Yazmín dice que encontró un ángel en Colombia porque la doctora Ivonne Bernal le salvó la vida. Instagram

– ¿La han buscado más mujeres afectadas con biopolímeros?

Sí, ¡claro! El grupo ha crecido un montón (de WhatsApp con víctimas de mala praxis). Sé que ellas están sufriendo, unas porque no tienen el dinero para operarse y otras porque tienen chiquitos o porque les da miedo viajar tan largo solas. Conozco de casos que los biopolímeros se les extendieron al ano o a los labios vaginales, porque eso emigra, o sea, ellas están mal.

De hecho, estamos planeando una reunión para conocernos y darnos más apoyo porque me parece que ya tiene que ser un movimiento más físico y no tanto virtual. Muchas de ellas están muy temerosas porque hay casos en los que ni su familia sabe que se operaron o están empezando a sufrir los primeros síntomas y no tienen el dinero para hacerse la resonancia y mi intención es seguirlas ayudando y orientarlas para que cada vez sean menos mujeres con biopolímeros.