Silvia Núñez.9 septiembre

Este domingo se cumplió un año de que la periodista Maricruz Leiva fue internada en estado de gravedad en el Hospital San de Dios, tras someterse a una cirugía estética que se complicó.

Tres días después fue trasladada la Unidad de Cuidados Intensivos donde estuvo a punto de morir a raíz de las quemaduras en su estómago y la espalda, debido a una aparente mala praxis de una liposucción por parte de una doctora de apellido Fallas, en una clínica estética.

La presentadora de televisión conversó con La Teja sobre su estado de salud así como de la denuncia que presentó en contra de la doctora ante el Colegio de Médicos.

– ¿Qué sensación tiene al ver que llegó setiembre, un mes que el año pasado le cambió la vida?

– Tengo sentimientos encontrados, por un lado estoy muy agradecida con Dios porque cada vez que me encuentro con médicos, algunos que ni conozco, me dicen que siguieron mi caso y que soy un milagro, porque según ellos no debía estar viva con lo que pasé.

Pero no quiero volver a ver atrás con dolor o tristeza, todo lo contrario, si vuelvo a ver atrás es para valorar que Dios realmente me dio una nueva oportunidad de vida y que Él hizo un milagro en mí. Quiero ver hacia adelante con mucha fe y mucho optimismo.

Así luce ahora el abdomen de la presentadora de televisión luego de estar entre la vida y la muerte hace un año. Cortesía
Así luce ahora el abdomen de la presentadora de televisión luego de estar entre la vida y la muerte hace un año. Cortesía

–¿Qué piensa hacer durante estos días?

– Este sábado (7 setiembre) fui a la iglesia a la que asisto, que es Vida Abundante en Cariari Norte, obviamente para agradecerle a Dios, una vez más, que me tenga con vida.

El 11 (setiembre), además, cumplo un año de haber entrado a Cuidados Intensivos y ese día (el miércoles) me voy fuera del país. El año pasado tenía planeado un viaje con mi esposo, mi hermana y mi cuñado. Íbamos para Egipto, Marruecos y Suiza, y no pude ir porque caí en el hospital, así que esta vez me pregunté: ‘¿por qué no lo hago este año para celebrar la vida'’. Le pedí permiso a mi siquiatra, a mi sicóloga y al cirujano plástico y todos me dijeron: ‘Vaya Maricruz’.

Voy a estar diez días en Italia y después diez días en El Cairo. Voy a Egipto, a Luxor, al río Nilo, y después vamos a Alessandria. De regreso voy a estar cuatro días en París donde me voy a juntar con unas amigas, voy a celebrar la vida.

Maricruz contó que tiene que estarse poniendo hasta 20 cremas distintas para que las heridas cicatricen más rápido. Cortesía
Maricruz contó que tiene que estarse poniendo hasta 20 cremas distintas para que las heridas cicatricen más rápido. Cortesía

–¿Qué cuidados le dijeron los doctores que tenía que tener?

Obviamente, voy con un montón de cremas, con telas de compresión que tengo que usar en la espalda y en el estómago. Voy con gorras, sombreros, con filtro solar, con todo porque no me puedo asolear.

–¿Cómo va el proceso de cicatrización de las heridas?

– Le doy gracias a Dios porque la piel la tengo cerrada totalmente, no se me ha vuelto abrir y eso es bueno. Tengo que cuidarme mucho, estarme humectando la piel, por lo que uso como 20 cremas y tengo que andar esas benditas telas de compresión que las odio porque es andar todo apretado. Además debo usar un brasier especial y eso me arde más y el calor me afecta. Ando un gel y un spray con agua para refrescarme, por lo que si me da calor me baño toda con el espray.

Maricruz estuvo más de tres meses en Cuidados Intensivos en el hospital San Juan de Dios y salió en diciembre pasado. Facebook
Maricruz estuvo más de tres meses en Cuidados Intensivos en el hospital San Juan de Dios y salió en diciembre pasado. Facebook

– ¿Qué ha sido lo más difícil de esta etapa?

– El ardor de la quemada no se me quita, sigue ahí. Es como si hubiera pasado al sol todo el día y que en la noche uno no soporta ni la camiseta, así me siento, me arde todos los días.

Los médicos me han dicho que aún me falta un año más porque el proceso de cicatrización es como de dos años. El problema es por dentro, porque no tengo glándulas sudoríparas y ese es el problema con el calor y el ardor. Yo camino o bailo y el cuerpo aumenta la temperatura como si tuviera fiebre y por eso tengo que enfriar la piel.

“Quiero quitar el temor en mi vida y cada vez que lo siento me repito a mi misma: ‘El verdadero amor echa afuera el temor’, eso dice la Biblia”, Maricruz Leiva

–¿Siente que su corazón ya sanó y superó lo ocurrido?

– Creo que para poderlo superar completamente va a pasar un tiempo todavía, lo que sí le puedo decir es que la siquiatra ha sido genial conmigo, ella me tiene con un medicamento que al día de hoy no lo puedo dejar (debe tomarlo por dos años). Sé que voy mejorando porque antes no podía salir de la casa, me daba miedo, si salía, a la hora me agarraba una cosa terrible en el pecho, me daba ansiedad, me ahogaba y tenía que regresar a la casa y meterme en el cuarto. Era un miedo terrible, pero ya no lo siento por esas pastillas.

El 27 de agosto de 2018 se hizo la operación

–¿Qué piensa al ver que la doctora que usted acusó todavía ejerce?

– Me molesta que las leyes de Costa Rica sean tan flojas. ¿Cómo una persona que ha hecho tanto daño, no solo a mí porque ya tengo varias personas que me han llamado y a las que ella también les ha hecho daño, siga trabajando y mintiendo? Además, ella se apoya de influenciadores para mejorar su imagen y les ofrece canjes, pero no les dice que es la persona que mandó a Maricruz al hospital.

Ahora está saliendo en un programa de televisión de las Misses (The Finalists) y en el que aparece como experta en cirugía. Ahí es donde me pregunto: ¿Cómo es posible que el Colegio de Médicos y Cirujanos permita eso? Es una persona que se sabe que no es cirujana plástica y sale con el mayor descaro hablando que les va a hacer cirugías plásticas a las muchachas. ¿Qué pensarán los papás de las muchachas? ¿qué pensarán los patrocinadores de este programa?

“Olvidémonos que ella me mintió al decirme que es cirujana plástica. Ella me hizo un procedimiento médico y no solo lo hizo mal, me escondió en una clínica donde no tenía ni permiso para hacer operaciones. Además, me escondió ahí y hasta que vio que me estaba muriendo, porque tuve un pico de fiebre, me fue dejar al hospital y jaló. Ella es responsable de lo que me hizo, casi me mata”, Maricruz Leiva.

–¿Qué le han dicho sus abogados sobre su caso?

– Ellos me dicen que la justicia de este país es lenta, pero es cumplida y yo confío en las leyes, confío en los abogados y en los jueces de este país.

Los jueces verán si ella como médico, indistintamente de la especialidad o no que tenga, me hizo algo. Casi me mata, me dejó en un hospital y jaló, y ella es responsable de eso.

La periodista contó que no pudo lanzar su libro sobre su testimonio de vida este mes como quería pues aún le falta darle forma por lo que espera publicarlo a inicios del 2020. Foto: Alonso Tenorio
La periodista contó que no pudo lanzar su libro sobre su testimonio de vida este mes como quería pues aún le falta darle forma por lo que espera publicarlo a inicios del 2020. Foto: Alonso Tenorio