.31 enero
Cada quien tiene su tiempo y su forma de sanar. Credito: Shutterstock
Cada quien tiene su tiempo y su forma de sanar. Credito: Shutterstock

“Hace pocos meses me divorcié y, la verdad, tengo que decir que me siento muy bien y mis hijas también, pero a veces siento que la gente no lo entiende. No sé si espera que yo esté llorando todo el día, pero es al contrario: desde que me divorcié he vuelto a vivir, me siento plena, pero creo que la gente me ve con otros ojos”.

1. El cómo asuma su proceso de divorcio es una experiencia muy personal, nadie estaba en sus zapatos como para que la señalen, la critiquen y creo que su foco de atención debe ser usted, sus hijas y sus emociones. Si para usted este proceso representa libertad, no se preocupe.

2. El propósito de tomar una decisión como esta y darse la oportunidad de tener una vida nueva, después del divorcio, está centrado en la realización personal, la recuperación de la paz emocional y la búsqueda de la felicidad. Si usted siente que va sobre esta vía, no se preocupe ni acumule culpas, dudas o contradicciones. Si usted se siente bien, ¡ánimo!, siga por ese camino.

3. Es de vital importancia que se concentre en asimilar cada etapa de este proceso a su ritmo. Si las consecuencias de la separación han sido positivas, y esto ha contribuido a que se sienta mucho mejor como madre y como mujer, entonces pase por alto las críticas. Siga por el camino de la paz emocional y la búsqueda de la realización.

4. Es muy fácil para la gente opinar, sepa que no existe una norma única sobre la cual se tenga que vivir este proceso de divorcio. Y en todo caso les corresponde a los actores principales de las decisiones definir cómo vivir y de qué manera vivirlas. Si usted siente que ha vuelto a tomar la motivación para la vida y se siente realizada, yo le diría que este es el camino que debe continuar.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr