Farándula

Melissa Mora dice que su exmarido es libre de hacer lo que quiera

A la modelo y cantante le pasan mandando fotos y videos de su exesposo

La cantante Melissa Mora no ha tenido mucha tranquilidad desde que anunció que es oficialmente una mujer divorciada.

Incluso, la modelo tuvo que aclarar en sus redes sociales que, desde el momento en que se separó de su exesposo Jonathan Picado, tanto él como ella son libres de hacer con su vida lo que quieran.

Y es que, según escribió en sus historias de Instagram, algunos de sus seguidores le han mandado fotos y videos de su ex, supuestamente, en una pura fiesta.

“Algunas personas llegan a comentarme de las fiestas de mi ex. Quiero dejarles claro que él está solo, al igual que yo, y puede hacer lo que quiera, está en todo su derecho”, escribió.

Además, agregó unas palabras que hacen pensar que la guapa ya dejó el pasado atrás, a pesar de que fueron cuatro años de relación con Picado.

“Porque mi brújula ya cambió de norte (¡Wuh!)”, escribió.

Meli ya había aclarado que ella no se separó con el objetivo de sacarle dinero a su expareja y que ni la pensión le metió porque no la necesita.

“Entre Jonathan y yo no hubieron bienes materiales, él con lo suyo y yo con lo mío desde antes de habernos casado, no hay una pensión de por medio, terminó superbién y en buenos términos”, dijo a través de un pequeño video que subió a sus historias.

Por cierto, el domingo anterior la ramonense andaba en un evento en San José y a la salida se encontró con su vecino Alex Badilla, quien andaba celebrando por adelantado su cumpleaños.

El influencer, quien cumplirá años el próximo 26 de octubre, organizó una fiesta en un bar gay de la capital, por donde pasó Mora con un grupo de amigas y la hicieron detenerse para saludarla.

Alex y su grupo de amigos se tomaron fotos y videos con la modelo, a quien también pusieron a cantar “A mover el bam bam” en media calle.