Rafael Ramos.13 noviembre, 2020

“Tengo cuatro años de que mi relación está llena de mentiras y complicaciones. Mi expareja vivía con otra persona y durante esos años perdí la confianza porque me he dado cuenta que vuelve con ella y a mí me dice otra una cosa. No me suelta a mí y tampoco la suelta a ella, por lo que tomé la decisión de terminar y bloquearlo, pero él insiste en regresar. En estos días me di cuenta qué volvió con su expareja y aún así me dice que volvamos”.

"En estos días me di cuenta qué volvió con su expareja y aún así me dice que volvamos, y yo no sé ni qué pensar”, cuenta la lectora.

1. La expresión: “yo no sé ni qué pensar”, no es algo que nos tenga que permitir en su sistema de análisis emocional, sobre todo cuando la realidad es tan clara. Hay un principio básico en la constitución de una relación y es tener la capacidad de establecer vínculos a partir de que ambas personas se comprometen y realmente quieren hacerlo.

2. Sin este principio de compromiso y exclusividad, difícilmente van a caminar por la tierra de la estabilidad. Todo lo contrario, se abrirá paso a las complicaciones emocionales.

3. La pregunta para usted sería: ¿frente a esta realidad qué va a hacer? Si lleva cuatro años con una persona cuya estabilidad emocional es inexistente, en tanto, pasa unas temporadas con usted y otras con la expareja. ¿Le parece a usted que procede una actitud de espera o de confusión?

4. Los hechos siempre son maestros guía, los hechos siempre dan un norte y una ruta a seguir. Todo ser humano merece ser amado en exclusiva, merece un lugar de prioridad en la vida del otro. No se puede caminar sobre una estructura de contradicciones, donde una persona que no decide hacer las cosas bien, la sujeta y la amarra, pero este sujetarse al final es su decisión, porque cuando las cosas son claras, permanecer paralizado no es negociable. A fin de cuentas, es algo que está decidiendo y creo que llegó el momento para que piense en usted y tome decisiones.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr