Farándula

“Mi hermana menor se casó y no le dijo a nadie, por lo que mi mamá está deprimida”

Rafael Ramos, sicólogo

“Nosotras somos tres hijas, la menor tiene 23 años y decidió irse a vivir con su novio, luego nos dimos cuenta que se casó y no nos invitó, fue con un abogado y no hicieron nada más. Mi mamá desde ese día se siente deprimida. Mi hermana ya trabaja, es independiente y el novio es buena gente. Ella dice que lo hizo así porque mi mamá es muy controladora y debe aprender a aceptar las decisiones de sus hijas. La verdad creo que ella tiene razón, pero es muy difícil porque mamá dice que ya no tiene razón para vivir”.

1. Si su mamá está emocionalmente desorganizada y pasando un momento tan fuerte es conveniente buscarle ayuda médico – sicológico, para determinar si hay un proceso depresivo de consideración o si es una fase emocional transitoria propia del ajuste a esta situación.

2. Si su hermana menor en este momento es una persona adulta, independiente, tiene una relación de pareja y tomó decisiones con respecto a cómo vivir su vida, el hecho de que ella tome sus decisiones no es una afrenta a la familia. Claro que los puede desconcertar, pero es una adulta operando desde su independencia y les toca respetar. La pregunta es por qué tienen que entrar en conflicto si ella simplemente está gestionando un proyecto de vida.

3. Las tres concuerdan que el tema es que su mamá es un poco controladora y pareciera ser que si las cosas no son como ella lo dice, simplemente están mal. Si su mamá quiere vivir una maternidad cargada hacia el control de la vida de sus hijas y lo asume así, quizá se complique un poco el comunicarse, por lo que es una razón para buscar ayuda para mamá.

4. Ustedes deben darle el acompañamiento a su mamá, pero sin olvidar que cada una tiene su vida, su historia, su tiempo, su relación, su trabajo y su agenda. Cada hijo tiene derecho trazar su propio camino cuando se llega a la etapa adulta.