Erick Quirós.26 mayo
La pareja está muy segura de su amor. Cortesía.
La pareja está muy segura de su amor. Cortesía.

La modelo Estefanni Ramírez y su novia, Kelly Vásquez, se tiraron este lunes por completo la transmisión (histórica) de la primera boda entre personas del mismo sexo en nuestro país (Daritza Araya y Alexandra Quirós).

El hecho las conmovió tanto que en ese mismo momento, ambas se juraron amor eterno y se comprometieron a unir sus vidas en matrimonio en los próximos meses.

Ellas llevan dos años de jalar y aseguran que nunca habían sentido una conexión tan profunda con otra persona, por eso están seguras de dar un paso adelante.

“Ya es un tema que hemos hablado desde hace mucho. Mientras vimos la transmisión hablamos de casarnos y nos comprometimos, fue vacilón porque nos agarró mal de risa y terminamos llorando, fue algo que terminó siendo muy simbólico para nosotras”, comentó Ramírez.

Ellas se conocieron en un curso de inglés y de inmediato se flecharon.

Ambas estuvieron muy atentas a la aprobación del matrimonio igualitario para hacer realidad varios proyectos que tienen juntas.

“Ya hemos ido a ver terrenos para comprar, son cosas que toman su tiempo pero ahora todo será mucho más fácil”, contó.

La modelo ha participado en varios concursos y siempre llama la atención. fotografia Danilo Lugo
La modelo ha participado en varios concursos y siempre llama la atención. fotografia Danilo Lugo
Nada fácil.

La modelo dijo que al igual que muchas personas que tienen orientación sexual diversa, el camino que ha recorrido no ha sido nada fácil, pero admitió que por suerte muchos han respetado sus preferencias.

“No es sencillo porque nuestras familias son muy religiosas, pero no nos han faltado el respeto. A mí me costó mucho decirle a mi familia, pero cuando la conocí a ella mi vida cambió por completo, porque no esperaba querer a alguien como la quiero a ella. Nunca me enamoré de un hombre y gracias a ella pude salir a decirlo, a veces les cuesta aceptarlo, pero existe respeto por lo menos”, dijo.

Ramírez espera que todas las personas que han mostrado su descontento en redes sociales entiendan que amor es amor, sin importar la persona que sea.

“Creo que la situación no va a cambiar mucho con la gente mayor, pero sí con las nuevas generaciones que no van a vivir con ese miedo al qué dirá la familia o ¿qué va a pasar si lo digo? Muchos se van a sentir más cómodos con lo que son a partir de ahora”, agregó.