Farándula

Mujer quedó embarazada de hijastro al que crió desde niño

Marina crió a Vladimir, de 23 años, desde pequeño, pero en el camino se enamoraron y se casaron

Escuchar este artículo

Durante muchos años, Marina Balmasheva y Vladimir Shavyrin fueron madrastra e hijastro, sin embargo, el destino tenía preparado algo más para esta pareja ucraniana.

Ella tiene 37 años y estuvo casada con el padre de quien ahora es su amor y tata de sus dos hijos.

Marina crió a Vladimir, de 23 años, desde pequeño, pero en el camino se enamoraron, se casaron, tuvieron una hija y ahora esperan su segundo bebé, según cuenta Clarín.

Sin embargo, no todo es color de rosa en esta historia, ya que ellos mantuvieron una relación prohibida a escondidas de Alexey Shavyrin, el padre del joven y exmarido de ella, que terminó destruyendo la familia.

Todo comenzó con un matrimonio, el de Marina y Alexey (47 años). En ese momento, ella se dedicó a cuidar a los hijos de él, entre ellos a Vladimir.

Ahora, el hombre la acusa de seducir a Vladimir cuando era estudiante y regresaba a su casa durante las vacaciones de la universidad, publicó The Mirror.

“Ella sedujo a mi hijo… Él no había tenido novia antes de ella. No fueron tímidos para tener sexo mientras yo estaba en casa. Hubiera perdonado su engaño, si no fuera porque es mi hijo”.

“Ella corría hacia la cama de mi hijo desde nuestra habitación cuando yo estaba durmiendo… Después de eso, ella regresaba y se acostaba en la cama conmigo como si nada hubiera pasado”, relató Alexey con tristeza.

La respuesta de Marina no demoró en llegar. Según sus propias palabras, en su matrimonio anterior, “no estaba viviendo sino fingiendo”, destacó el medio al abordar el tema.

“¿Me arrepiento de haber destruido a la familia?”, se preguntó y se respondió a sí misma. “Estoy avergonzada de haber matado la estabilidad de ‘mamá y papá’. Pero, ¿quería volver con mi ex? No. ¿Siento ira y odio hacia él? Ya no más. Es una buena persona y un padre maravilloso para nuestros hijos”, destacó.

Actualmente, ella y su exhijastro ya tienen una hija, Olga, de 20 meses. La pequeña nació luego de que ella se separara de su exmarido y ahora suegro.

Ahora, la pareja se enteró del nuevo embarazo en Sujumi, un centro turístico del Mar Negro, en Georgia.

En cuanto ella le mostró el resultado de su prueba, él, asombrado, dijo: “¡Diablos!”. Igualmente, sonrió al escuchar la noticia de su exmadrastra.

Marina llama a su segundo esposo “el hombre de ojos azules más encantador del mundo”, al tiempo que lo regaña en las redes sociales por ser “torpe” empujando el cochecito de su hija y por no tener un trabajo bien pago en la región de Krasnodar.

Después de revelar la relación con su exhijastro, afirmó que muchas personas le aconsejan que use maquillaje y mejore su aspecto debido a la diferencia de edad que tiene con su joven esposo.

Sobre esto aclara: “Hay una cosa: se enamoró de mí con todas mis cicatrices, celulitis , exceso de piel y personalidad. Y no quiero parecer mejor de lo que soy”.

Además, aclaró que insistió en un acuerdo prenupcial para evitar quedarse con todo su dinero y bienes en caso de divorciarse de Vladimir.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.