Erick Quirós.6 enero
Andrés ya presenta noticias al lado del director Jerry Alfaro. Cortesía.
Andrés ya presenta noticias al lado del director Jerry Alfaro. Cortesía.

Si el periodista de Repretel Andrés Ramírez llega a tener un 2020 un poquitito más sacudido que el 2019, sin duda que será noticia y escucharemos mucho de él.

El joven comunicador, de 29 años y vecino de Paso Ancho, tuvo un año que jamás olvidará gracias al montón de momentos bonitos y otros no tanto que vivió.

Andrés viajó por el mundo, conoció al papa, volvió a la televisión, le dieron un premio en el Colegio de Periodistas como reconocimiento a su trabajo, se comprometió con su novia y hasta estuvo al borde de la muerte.

El comunicador compartió en Facebook esos seis momentos que lo marcaron y que realmente son bastante motivadores para él.

1. “Lo empecé con una cobertura de 15 días en la visita del papa a Panamá para Noticias Columbia. A metros. Una vivencia que pone la piel ‘chinita’”.

2. “Volver a la tele. Llegué a una gran empresa y no me arrepiento de cada experiencia. Un año intenso en donde me ha tocado hacer de todo, con trabajo duro se ganan las cosas”.

3. “Un año de viajes. Primero me seleccionan para una beca en Washington, Florida, Idaho y Boston”.

4. “Y meses después me llaman para ir a China. A Beijing y Gansu... ¡Las millas se acumulan en el corazón!”.

Dani es la mujer perfecta para él. Cortesía.
Dani es la mujer perfecta para él. Cortesía.

5. “El año perfecto lo cierra el “Sí” más lindo que recibí en mi vida. Con la mujer que me hace sonreír y crecer, Daniela Alvarado. Con la luna de testigo en un paraíso de Monteverde”.

6. “Para finalizar, y jamás menos importante. Algo que no muchos saben, pero mi hermana Sol Ramírez y yo volvimos a nacer en Semana Santa. Estuvimos a minutos de morir ahogados en el mar, pero solo Dios pudo sacarnos a través de buenas personas que llegaron a rescatarnos. Cruz Roja, hospital. Y tuvimos una segunda oportunidad”.

El día del susto, el periodista la pasaba bien con su familia. Cortesía.
El día del susto, el periodista la pasaba bien con su familia. Cortesía.
Muy movido

Luego de ver lo movido que estuvo su año, quisimos conversar con él para que profundizara cada una de esas vivencias.

– Cuéntenos, ¿cómo fue que inició ese año tan memorable?

Asistir a la Jornada Mundial de la Juventud y estar cerca del papa Francisco fue una bonita experiencia para mí, estuve en Panamá por 15 días y es algo que siempre voy a recordar.

– ¿Qué vino después?

Tenía la espinita de volver a la televisión después de haber estado en canal 9. Entonces Jerry Alfaro (director de Noticias Repretel) me ofreció un puesto y me ha ido muy bien. Me ha tocado presentar y estar en coberturas muy importantes de huelgas, bloqueos.

Estando en Columbia me surgió la oportunidad de ir a Estados Unidos con un beca para visitar el Centro de Estudios de Periodismo, entonces en Repretel me dieron chance de ir.

Después se dio lo de China y como acababa de venir del otro viaje no sabía cómo decirle a Jerry, pero por suerte me dijo que lo aprovechara porque son oportunidades que no se presentan todos los días, fueron dos experiencias que marcaron mi vida.

– Vamos al plano personal, con lo de la propuesta de matrimonio tan romántica a su novia...

Dani es un objetivo de vida y una compañera que tengo desde que la conocí, porque vi que era alguien diferente. Siempre ha habido mucha confianza, química, unión y comunicación. Por eso quise hacer algo especial.

Le propuse matrimonio en un hotel en Monteverde que fui a conocer tres meses antes, por dicha conté con la ayuda de todo el personal del lugar porque fue como una obra de teatro, la coordinación fue perfecta y le pedí matrimonio después de una caminata nocturna, que son famosas allá.

El buen trabajo tiene sus frutos y el comunicador ya se ha llevado reconocimientos. Cortesía.
El buen trabajo tiene sus frutos y el comunicador ya se ha llevado reconocimientos. Cortesía.

– Por último está el susto que se pegó, ¿qué fue lo que pasó?

En Semana Santa fui con mi familia a Punta Uva y como a mí siempre me ha gustado mucho nadar nos metimos un poco profundo, en un momento una prima salió porque la revolcó una ola y más bien la vacilamos.

Hubo una imprudencia de nosotros porque el mar sí estaba extraño, en un momento nos revolcó una ola y dejamos de tocar la arena, mi hermana se asustó bastante y empezó a gritar, yo me le acerqué y ella se me guindó y me mandó al fondo del mar, logré sacarla, pero me volvía a hundir.

Fue complicado porque no podíamos respirar y ya no dábamos y nadie nos podía ayudar, yo llegué a pensar que iba a morir y repasé toda mi vida, pero yo hacía lo posible para que ella sobreviviera. Ella hasta se despidió de mí y yo trataba de darle valor.

Al final, después de un rato luchando, nos lograron sacar. A mí casi que me sacaron arrastrado y no reaccionaba. Me dio fiebre y terminé en el hospital con un problema en el riñón y fiebre. Fue como volver a nacer para los dos.

– ¿Por qué no había contado eso?

En realidad sí lo hice, pero a pocas personas. Cuando lo revivía sentía que no tenía oxígeno y por eso no me gustaba, pero ya pasaron los meses y pude hacerlo y también ya tuve un reencuentro con el mar.

– ¿Qué espera de este 2020?

Que se abran muchas puertas a nivel familiar y laboral. El máximo objetivo es el matrimonio, ya estamos en planes. En el trabajo me gustaría consolidar lo que hago y hacer cosas que den mucho de qué hablar como agradecimiento a la empresa por la gran oportunidad.