Silvia Núñez.26 agosto, 2018
Los nicaragüenses se la pasan en el parque ubicado frente al Ministerio de Salud en Chepe, donde no se despegan de sus carteles. Cortesía
Los nicaragüenses se la pasan en el parque ubicado frente al Ministerio de Salud en Chepe, donde no se despegan de sus carteles. Cortesía

Este sábado, el periodista de espectáculos de Telenoticias Josué Sánchez se alistó y jaló a repartir toda la comida que logró recolectar en el programa “Sábado Feliz” cuando participó en la sección de la carrera de Palí, a finales de julio.

Desde diciembre del 2016 el comunicador saca su tiempo para llevarles alimento a los indigentes del centro de San José, pero esta vez cambió de opinión, tras ver algo que lo conmovió y que lo motivó aún más a seguir ayudando a los más necesitados.

Según Sánchez, mientras hacía un recorrido por las inmediaciones del Ministerio de Salud, propiamente en el parque que está al frente, en Chepe, se encontró con un grupo de nicaragüenses que viven en la calle, tras tomar la decisión de abandonar su país a raíz de los problemas políticos que atraviesa su país.

El reportero dijo que escuchar las historias de estos inmigrantes, que solo buscan una mejor calidad de vida, lo conmovió mucho porque muchos de ellos son muy jóvenes.

“Esta vez alimenté a los nicaragüenses que viven en la calle y que están buscando trabajo. Ellos no tienen nada que hacer y huyeron de Nicaragua por los conflictos”, dijo.

Cumplió lo prometido

Sánchez mencionó que se quedó un gran rato compartiendo con ellos y con otro grupo de pinoleros que se encontró en el parque La Merced y en el que la mayoría tenía días de no alimentarse bien.

A finales del mes de julio Josué se ganó la oportunidad de participar en la “Carrera de Palí” (le dan un minuto al participante para agarrar toda la comida que pueda) del programa sabatino de canal 7 y logró recaudar 245 mil colones en comida.

El periodista decidió compartir lo recolectado con otra fundación. Cortesía
El periodista decidió compartir lo recolectado con otra fundación. Cortesía

La mitad de lo recolectado se lo donó a la Fundación Grítalo, que ayuda a personas de la calle y que tiene un comedor en la zona roja de San José, mientras que la otra parte la donó a su fundación Menos Hambre Más Sonrisas, en la que se dedica a alimentar a los indigentes, solo que este sábado se la repartió todita y con ayuda de varios amigos a los nicaragüenses.

“Me partió el corazón saber que tienen más de 22 días de dormir en las calles, 22 días de huir de su país y dejar a sus familias”, dijo el periodista.