Farándula

Alejo, el pulseador que pasó de presentarse en las calles al escenario de “Nace una estrella”

En medio de la sorpresiva llamada que recibió de Édgar Silva, el joven pensó en todos los momentos duros que vivió

Cuando a Jhonny Alejandro Núñez Vargas le avisaron que sería uno de los diez participantes adultos del programa “Nace una estrella”, no le dio tiempo ni de emocionarse.

En medio de la sorpresiva llamada por parte de Édgar Silva, el joven, quien es vecino de Moravia, empezó a pensar en todos los momentos duros que vivió, al tener que cantar en las las calles y buses de San José. También pensó en su pareja, Yendry Sánchez.

Alejo, como le gusta que lo llamen, será uno de los artistas que a partir del próximo 2 de mayo luchará por hacer su realidad un sueño y convertirse en una estrella de la música.

Él espera que la experiencia acumulada durante varios años tocando en las calles, le sirva de colchón para destacar.

Núñez, de 27 años, nos contó su historia y lo que significa para él esta oportunidad.

–¿Cuánto tiempo lleva cantando?

Puedo decir que desde que tengo memoria, pero lo tomé más en serio hace unos ocho años.

–Me llama la atención que en sus redes se muestra tocando en las calles, ¿cómo empezó eso?

Hace un tiempo tuve un problema con un préstamo que pedí para poner un negocio, no salió como esperaba y todo se vino abajo. Me echaron del trabajo que tenía, se me vino una racha malísima y el préstamo me afectaba demasiado. También me junté y eso quería decir que tenía que buscar lo que fuera para trabajar porque ya tenía más responsabilidades, así que agarré mi guitarra, me la eché al hombro y me fui para San José, a la plaza de la Cultura que fue mi primera estación musical, hace seis años.

–¿Cuál fue la primera sensación que tuvo?

Sentía vergüenza, porque sentía como que estaba mendigando o pidiendo, hasta que logré entender que era una forma honrada de ganarse la vida, era un trabajo y cada quien decidía si me compraba o no mi producto. Primero fue en la calle, después empecé a pedir permiso en los buses, me hice amigos de varios chóferes y la gente me fue conociendo más.

–¿Todavía lo hace?

Sí, todavía lo sigo haciendo, pero ahora con una convicción más grande.

–¿Qué pensó cuando le dijeron que iba a ser parte de Nace una estrella?

Yo ni siquiera pensaba en audicionar, lo veía muy lejos, pero gracias a Dios lo hice y se está haciendo realidad un sueño. En medio de la noticia que me daba Édgar Silva, yo volvía atrás, me decía: ‘mae, cálmese’. Siempre fui muy escéptico porque muchas personas me prometieron cosas que no se cumplieron y ya no me ilusiono tan fácil. Al ver que de verdad va a pasar, quería llorar, quería explotar de la alegría, eran muchas las emociones. Lo único que pude decir fue Dios gracias.

–No le dio tiempo ni de ponerse la camisa según vimos...

No, yo alquilo un carrito para trabajar y paso manejando todo el día, los días libres voy a cantar a San José. Esa noche ya estaba casi listo para dormir y me entró una videollamada de un número que no tenía, pero no contesté y volvieron a llamar, así que respondí y puse el teléfono viendo como para el techo. Luego Édgar me dijo que no importaba que me pusiera la camisa y ahora ya todo el país me conoció así.

–Me llamó la atención que se fue a cantar a la calle para celebrar esa llamada.

Sí, he estado yendo porque creo que uno tiene que ser agradecido y que uno nunca debe de olvidar de dónde viene. Yo salí de la calle y no porque ahora que salga en televisión voy a abandonar el barco. Siempre lo dije, todos somos iguales y para mí la calle es mi escuela y siempre que pueda lo seguiré haciendo.

–¿Sabe más rico sabiendo que costó tanto?

Claro, yo abrazaba a mi esposa y le decía que se acordara de esos momentos tan duros, porque vivimos hasta en una chatarrera porque no teníamos para pagar el alquiler, pero hoy tenemos una luz al final del túnel.

–¿Cómo le fue en la audición? ¿Qué número le tocó?

Era el 012, fui el lunes primero de marzo y canté dos temas, uno de Tiziano Ferro, Tardes negras y otro pedacito de Hasta ayer de Marc Anthony. Lo que más me motivó fue que recibí muy buenos consejos que mantuvieron con mucha esperanza durante la espera.

– ¿Qué ha pasado después de que lo anunciaron? ¿Ya lo reconocen en la calle?

Sí, ha sido curioso porque uno no está acostumbrado, pero mucha gente ya me conocía por estar en la calle pero ahora en redes me han apoyado mucho, me han escrito para felicitarme. Ha sido muy lindo que la gente me apoye por lo que hice antes de estar en el programa. Un día de estos un oficial de policía se bajó de la patrulla para saludarme y felicitarme de que haya sido escogido.

–¿Cómo se imagina que será su vida después de esta oportunidad?

La verdad no quiero pensar en vanidades, no quiero concentrarme en qué puedo ganar, quiero disfrutarlo y sé que llegarán cosas buenas. Ojalá me genere trabajo, estabilidad para mí y para mi familia.

–¿Qué le dice su pareja?

Que está muy orgullosa y es que ella sabe lo que me ha costado, ha sufrido mi pobreza, ha vivido mi dolor. Ella merece vivir esto conmigo y me apoya al mil por ciento y eso me hace feliz. Una de las cosas que quiero hacer es casarme con ella como se lo prometí hace un año y sé que es algo que se cumplirá.