Redacción .30 enero

“Estimado doctor, mi hija tuvo una bebé, ya tiene un año y dos meses, ella nació con parálisis cerebral. Todos hemos apoyado a mi hija, es una mujer muy fuerte, pero sentimos que está como deprimida y ella no lo dice. No sabemos cómo ayudarla. El esposo es muy bueno, pero ella no lo deja hacer nada con la niña y no sabemos qué hacer. Mi nieta tiene muchos tratamientos y ayudas de diferentes terapeutas”.

Si tiene alguna consulta escriba a: ramosdeapoyo@lateja.cr
Si tiene alguna consulta escriba a: ramosdeapoyo@lateja.cr

1. Es comprensible que su hija experimente un proceso nostálgico depresivo, porque la condición de su nieta compromete sus sueños e ilusiones, además de que implica un proceso de dolor emocional, que solo el corazón de una madre y un padre puede entender.

2. Considerando que su hija, su nieta y su yerno tienen asesoría de diferentes terapeutas, podría resultar conveniente que usted hable con ellos y les comente sus impresiones en caso de que no hayan percibido la situación emocional de su hija, esto con el objetivo de que sean ellos los que giren las orientaciones y recomendaciones.

3. Puede ayudar mucho que usted como madre y abuela esté presente, apoye y establezca una relación de compañía y cercanía, esto ayuda muchísimo, pero ajustarse a una situación así toma tiempo, no es sencillo y cada uno de nosotros tiene un diferente ritmo emocional.

4. La vida se presenta y nos pone frente a circunstancias en que nuestro afecto y nuestra voluntad muchas veces se ven probados, y no tenemos que pasar por ahí siendo héroes, sino personas muy humanas, conectadas con nuestras emociones. Quizá su hija necesita experimentar esto, no por eso hay que dejarlo pasar, pero también hay que tratar de entender el ritmo de asimilación de esta condición de su nieta, para la vida de su hija y de su esposo, hay que ser vigilantes, observantes, expresar afecto y acompañar, tomar las cosas con calma.