Erick Quirós.12 septiembre
Los más curiosos de fijo probarán la
Los más curiosos de fijo probarán la "pócima". Archivo.

La seducción siempre será un arte, pero también un misterio, pues sin importar cuánto se estudie el comportamiento de las personas, nunca podría existir una guía definitiva que funcione para que alguien sea capaz de enamorar a otro.

La sexóloga Shan Boodram reveló un secreto que a pesar de que para muchos podría resultar un tanto extremo, e incluso poco higiénico, ha dado señales de ser efectivo y es que las mujeres usen como como perfume, el propio olor de sus partes nobles.

Según SDP Noticias, la idea es pasar un dedo limpio por los genitales y luego frotarlo en ciertas partes del cuerpo con la intención de atraer a otras personas a través de la carga hormonal que estos pueden tener.

De acuerdo con Boodram en su libro El juego del deseo, se debe aplicar en las muñecas, el pecho, el cuello y el cabello, pues estas zonas están expuestas en el momento de interactuar con otras personas y por su temperatura o movimiento, ayudan a que el olor permanezca.

Quizá muchos están pensando que el aroma podría resultar desagradable, sin embargo, los fluidos vaginales no deben oler mal salvo que exista algún tipo de infección por hongos o bacterias.

Boodram ha aplicado este experimento tanto en sí misma, como en otras mujeres y afirma que los resultados en muchas ocasiones fueron positivos; más hombres se acercaron a las voluntarias (sólo se han dado testimonio con heterosexuales).

Sin embargo, admite que esto podría tener una gran carga psicológica pues el sólo hecho de aplicarse “el perfume” podría generar más confianza en quienes lo usan.