Erick Quirós.3 septiembre
La pareja está sobrada: caen bien, se mueven como trompos y tienen el apoyo de mucha gente. Fotos: Mayela López
La pareja está sobrada: caen bien, se mueven como trompos y tienen el apoyo de mucha gente. Fotos: Mayela López

La actriz Sofía Chaverri llegó a Dancing with the stars sin hacer mucha bulla y en tan solo dos programas ya se ha ganado la admiración y el gusto del público y de los jueces.

Se puede decir que es la gran sorpresa de esta temporada porque los focos estaban puestos en figuras como Coco Vargas, Sharon Segura o Greivin Morgan. Pero ella a punta de baile, simpatía y esfuerzo se está ganando su lugar.

Este domingo no fue la excepción y se dejó el primer lugar de la gala junto con el bailarín Javier Acuña, al recibir 17 puntos, incluido uno por el mejor paso de la noche.

La actriz que le da vida a Rosalinda en Los enredos de Juan Vainas sabe que muchísima gente está sorprendida con su desempeño pues los seguidores del programa en general únicamente la vinculan con la campesina humilde de San Pascual Bailón, el pueblo de donde son “oriundos” los queridos personajes.

31 años tiene la actriz.
A Rosalinda sus compas la apoyan desde San Pascual Bailón porque ninguno puede ir al programa. Fotografía José Cordero
A Rosalinda sus compas la apoyan desde San Pascual Bailón porque ninguno puede ir al programa. Fotografía José Cordero

– ¿Siente que usted es la sorpresa del concurso?

Sí, la reacción general ha sido de sorpresa porque la gente tiene en la retina a Rosalinda, que en apariencia es sencilla y muy reservada, pero en contraste sale ahora Sofía, que es el otro extremo. Nunca me han visto así, pero poco a poco la idea es que se puedan desligar una de la otra.

– Antes de que comenzara la competencia, ¿sentía que ese podría ser su papel?

Yo solo esperaba dar lo mejor de mí, desde el primer día pensé que no era Rosalinda la que estaba en escena. Vi el vestido y dije que estaba hermoso, pero a la vez me pareció muy interesante ver cómo reaccionaba la gente al ver una faceta muy diferente. Yo trato de no hacerme muchas expectativas más que mostrar la cara que la gente no conoce, aunque este no sea mi campo.

– ¿Bailaba algo antes de esto?

Sí, tengo bases, pero esto no se compara con nada. Es superexigente, uno lo va sintiendo cada día más y se va dando cuenta que hay que mejorar bases, la postura, los pies... y afianzar lo que ya se tiene.

– Usted y Javier son como la pareja tierna que de una vez cae bien, ¿cómo les ha ido juntos?

Vieras que muy bien, yo sigo el trabajo de Javi desde que él participó en un musical hace mucho y cuando nos emparejaron hicimos click de inmediato. Nunca hubo incomodidad y todo ha fluido desde entonces. Eso nos ayuda muchísimo porque en el escenario se ve todo, si hay una mala relación o si no hay química se nota.

– Ni Juan Vainas (Ricardo Jiménez) ni Chibolo (Magdiel Ramírez) pueden verla bailar por la obra de teatro (Los Enredos de Juan Vainas), ¿le gustaría que estuvieran con usted algún día?

Sí, lastimosamente ellos no paran nunca porque la obra termina en octubre, pero luego viene otro estreno y ellos van a estar con eso, entonces tampoco van a tener chance los domingos. A pesar de eso ellos han sido incondicionales, anoche (domingo) fueron los primeros, después de mi mamá, que me llamaron para felicitarme y aunque a mí me encantaría que estuvieran, el teatro es así, pero ellos son la familia que me dio el trabajo.

– A ellos les fue muy bien en Tu cara me suena por el apoyo de la gente, ¿siente que ese cariño es solo para ellos o también es su público?

Yo creo que el cariño no es solo para ellos dos o para Rosalinda, es para todo el elenco por igual. La gente se siente identificada con todos los personajes, ellos dos son amados, pero todos los demás también lo sentimos.

– Es claro que usted baila como Sofía, ¿pero será que veremos algún día a Rosalinda en la pista?

Sería muy bonito verla en la pista, pero ya eso sería una decisión de la producción si quieren que lo haga como el personaje o siga solo como Sofía.

– Volviendo al tema del baile y por lo que ya mostraron, ¿cree que pueden seguir siendo la sorpresa de esta temporada?

Hay que ser optimista y mantenerse motivada, habrá galas más difíciles porque cada día nos toca un personaje nuevo, de hecho yo lo veo como si fuera el teatro y hubiera un estreno cada semana, yo no quiero confiarme para no bajar la guardia y aprovechar la fluidez, la química y la energía que hay hasta ahora.

No es la primera vez
Sofía tiene 11 años de ser actriz y el año pasado le tocó participar en un musical donde hacía de todo, pues bailaba, actuaba y hasta cantaba, por lo que para ella no es nada nuevo menearse en frente de un público sobre un escenario. Además, en la obra de teatro le toca bailar música típica.