Redacción .23 febrero
El cantante español dijo a los reporteros que está muy bien. Captura de video
El cantante español dijo a los reporteros que está muy bien. Captura de video

El cantautor español Joaquín Sabina abandonó este domingo la clínica Ruber Internacional de Madrid, en la que había sido ingresado tras una aparatosa caída el 12 de febrero durante un concierto, informó la prensa española.

En videos colgados en internet por medios de comunicación, se ve al cantante, con un cigarro en la boca, con sombrero y con gafas de sol, saliendo de la clínica ayudado por trabajadores del centro médico y en el carro lo esperaba su mujer, Jimena Coronado, desde ahí dijo sentirse muy bien.

No obstante, la clínica Ruber Internacional declinó confirmar esta información, alegando que no puede dar detalles sobre los pacientes. El pasado 18 de febrero, el centro informó de que Sabina había salido de la unidad de Cuidados Intensivos.

El cantante, de 71 años, se sometió a una operación el 13 de febrero para evacuar un hematoma intercraneal provocado por una caída que tuvo desde el escenario, durante el concierto que cerraba la gira conjunta emprendida con su amigo Joan Manuel Serrat.

“Yo no soy equilibrado ni tranquilo. Llevo una vida enloquecida”, escribió en su cuenta de Instagram junto a la foto donde sale abandonando el hospital

El accidente obligó a suspender el concierto, que ha sido aplazado al 22 de mayo y le causó a Sabina un traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico”, según el diagnóstico de la clínica.

El autor de canciones como “Calle Melancolía” o “19 días y 500 noches” acumula incidentes en directo en su ciudad: en 2014 acortó una actuación por una indisposición y en 2018 se quedó sin voz en pleno concierto.

También por motivos de salud, en la gira de su último disco reprogramó varias fechas por una hernia ventral y una inflamación de una vena por un coágulo en una pierna.