Silvia Núñez.6 septiembre
Don Gerardo Chaves estará fabricando zapatos en una de las vitrinas principales de la tienda La Gloria. Foto: Alonso Tenorio
Don Gerardo Chaves estará fabricando zapatos en una de las vitrinas principales de la tienda La Gloria. Foto: Alonso Tenorio

Don Gerardo Chaves González tiene 45 años de ser zapatero y gracias a su esfuerzo ha sacado adelante a su familia.

Este josefino, oriundo del barrio Cristo Rey, es desde hace ocho años uno de los maestros que fabrica zapatos para el diseñador nacional Daniel Del Barco, quien en este mes de la patria quiso homenajear a don Gerardo –y con él a todos los zapateros del país– de una manera especial, sobre todo porque este oficio se ve cada vez menos.

El diseñador, que patrocina a las miss Costa Rica, acaba de inaugurar un local dentro de la tienda La Gloria, en la avenida Central de Chepe, y para “hacer patria”, como dice él, ideó mostrarle al pueblo por qué el oficio de zapatero es tan importante y no debe morir.

El diseñador nacional Daniel del Barco tiene más de 20 años de trabajar con zapateros. Foto: Alonso Tenorio
El diseñador nacional Daniel del Barco tiene más de 20 años de trabajar con zapateros. Foto: Alonso Tenorio

Don Gerardo estará este viernes 6 y sábado 7, y lo mismo el viernes 13 y sábado 14, en una de las vitrinas de La Gloria para mostrarles a quienes caminan por la avenida cómo hace maravillas con sus herramientas y su talento.

La exhibición de su trabajo será de 3 p.m. a 6 p.m. en las cuatro fechas.

“Espero que la gente que me vea tenga una buena imagen de lo que es hacer la artesanía del calzado no solo porque estoy yo ahí, sino para que muchos compañeros que son zapateros mantengan esa lucha de seguir elaborando el calzado”, dijo este artista.

45 años de experiencia
En la ventana de la tienda se expondrán todo el mes las herramientas que usa un zapatero como parte del homenaje. Foto: Alonso Tenorio
En la ventana de la tienda se expondrán todo el mes las herramientas que usa un zapatero como parte del homenaje. Foto: Alonso Tenorio

Este jueves hubo una pequeña demostración de lo que estará haciendo don Gerardo, que estuvo acompañado por los humoristas Juan Vainas y Chibolo, lo que llamó más la atención.

“Me parece muy bonito que valoren el gran trabajo de los zapateros y verlo ahí fabricando los zapatos que después uno ve exhibiéndose en la tienda”, dijo Laura Morales, quien se detuvo a observar.

Oficio casi en el olvido

Don Gerardo nos dijo que años atrás su oficio era más valorado, no había pueblo en el que no existiera alguien que arreglara tapillas, cambiara suelas o hiciera remiendos.

Algo que le duele a este zapatero, que aprendió viendo a otro trabajar, es que a la gente joven parece no interesarle dedicarse a la zapatería.

“Ahora es tan diferente, ya a los jóvenes o a los hijos de uno no les gusta ser zapateros. Ya no se puede dejar ese legado porque es una profesión que no les gusta. Antes la mamá de uno lo agarraba y le decía: ´tome, enséñemele a su hermano el oficio porque no quiere estudiar, para que se ponga a trabajar'. Ni en el campo les gusta trabajar ahora a los muchachos”, dijo.

Muchos se detuvieron a ver qué era lo que estaba pasando en la ventana de La Gloria. Foto: Alonso Tenorio
Muchos se detuvieron a ver qué era lo que estaba pasando en la ventana de La Gloria. Foto: Alonso Tenorio
“Inicié en esto no por vago, porque yo repartía periódicos cuando estaba joven, pero luego me iba adonde un amigo que era zapatero a ayudarle y ahí él me empezó a enseñar”, Gerardo Chaves

Don Gerardo contó que en la fábrica Del Barco hace entre ocho y diez pares de zapatos a la semana. Y en su casa nada que descansa, también allí recibe zapatos de los vecinos y los arregla.

Para él no hay mayor satisfacción que ver a un cliente contento luciendo sus creaciones.

“Lo más bonito es que este trabajo lo hace uno con amor y sabe que está haciendo felices a las mujeres o a los hombres, que nuestra dedicación en cada par de zapatos permite que el que lo va a andar camine feliz, cómodo, sin que le molesten los talones y que aprecie nuestro trabajo”.

La
La "Titi", personaje de la Alejandra Portillo, Chibolo, Juan Vainas y la actual Miss Costa Rica, Paola Chacón, estuvieron en el homenaje que organizó el empresario nacional. Foto: Alonso Tenorio
“Ellos (los zapateros) han sido el aire bajo mis alas”, Daniel del Barco
Valorar lo bueno

El empresario Daniel Del Barco dejó claro que él es solo la cara de los productos que vende y que sin sus zapateros el negocio no caminaría. Por eso quiso hacer visible el oficio y honrarlo en el mes de la patria.

Dice el diseñador que para él no hay mayor ejemplo de lucha que los artesanos y dijo que escogió a don Gerardo porque él se formó en la “pura cepa” de los zapateros del barrios del sur de San José.

“Estamos en un momento en el que la gente hablando de bloqueos y de huelgas y a muchos se nos ha olvidado que alrededor nuestro hay mucha gente muy valiosa, labriegos sencillos, gente humilde, gente que todas las mañanas se levanta a hacer su trabajo y que no puede hacer huelga porque si no al día siguiente no come y que detrás de ellos hay niños, familias, alquileres”, dijo Del Barco.

Don Gerardo estará este viernes y sábado así como, el viernes y sábado de la otra semana metido en la vitrina de 3 a 6 p.m.. Foto: Alonso Tenorio
Don Gerardo estará este viernes y sábado así como, el viernes y sábado de la otra semana metido en la vitrina de 3 a 6 p.m.. Foto: Alonso Tenorio